Muy riesgosa la apuesta de Morena

Sin dejar de reconocer que la Ley de Amnistía aprobada por la mayoría de Morena y sus aliados en el Senado de la República tiene una fuerte carga humanística, el haber soslayado tratar un tema toral para los mexicanos en las actuales circunstancias, como la crisis sanitaria y económica, tendrá sus costos políticos.

No era el tema y no era el momento más oportuno. Aunque los beneficiarios sean quienes hayan cometido delitos no graves y por primera vez, sin uso de armadas de fuego, bien se pudo postergar tan delicada decisión.

Si el razonamiento de los impulsores de la ley era salvar vidas ante la emergencia, como se argumentó, el análisis de medidas para reducir los contagios, atender a los enfermos y establecer apoyos a los más afectados de afuera también lo era. Pero en fin.

Es cierto que en las cárceles de nuestro país, están sobrepobladas por mucho. También que hay miles de inocentes y personas que bien podrían, por las características del delito cometido y los antecedentes de los procesados, pagar su pena en libertad, pero se teme que ni tan siquiera sean la mayoría.

En la calle, sin trabajo, sin ingresos, con la injusta carga de ser ex presidiarios, con un desempleo galopante y escasas oportunidades, seguro muchos van a reincidir.

Estará cargada de humanismo la decisión y serán válidos los aplausos de organismos internacionales a los senadores por la aprobación de la ley, pero estaba el otro asunto, el de la emergencia sanitaria y económica en la que se encuentra el país, que ameritaba ser abordado de manera responsable en ese espacio legislativo. No se quiso hacer, echando mano de la más rancia estrategia legislativa del pasado: el mayoriteo.

Claro, con la ayuda de una oposición timorata y menguada, con algunas excepciones.

La apuesta política no es la mejor para Morena. Son mucho más los ciudadanos que esperaban afuera alguna certeza para superar la crítica situación, de salud y de dinero, que los que estaban dentro esperando su libertad.

Si de por sí la perspectiva no era la mejor para en el partido en el poder, esto que se hizo tendrá sus repercusiones en las urnas en el 2021 y en el 2022. Perderá la mayoría en la cámara baja el próximo año y hasta se le complica el asunto de la revocación de mandato presidencial en el siguiente.

Comentarios