CINE

Ryan Reynolds ya no quiere tener nada que ver con Disney

Fuentes dentro de Fox Studios aseguran que Ryan Reynolds está teniendo problemas con las políticas de censura de Disney para Deadpool 3

Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Las películas y el personaje de Deadpool se caracterizan por su humor ácido y sus sanguinarios enfrentamientos. Esto ha sido una de las grandes preocupaciones de los fanáticos desde que Disney compró Fox y se anunció la realización de la tercera entrega de este aclamado super héroe, quién es encarnado por Ryan Reynolds.

Te puede interesar: Por amor de madre, sacrificó su vida para salvar a sus gemelos en accidente automovilístico

Aunque Kevin Feige, director de Marvel Studios aseguró que para la creación de esta entrega se mantendría el tono que se había utilizado en las películas anteriores, mucho se ha especulado de que tan real es esta afirmación, ya que incluso las películas de los Vengadores han sufrido ligeras censuras al ser reproducidas en sus canales oficiales.

Según una fuente del departamento de Fox Studios, Reynolds "ya ha tenido suficiente de Disney y no quiere tener nada que ver con ellos'. Se ha mencionado que Reynolds está cansado de la 'mierda de censura' de Disney y ha dicho, 'ya es suficiente'."

No sería la primera vez que un actor o creativo tuviera diferencias por la forma de trabajar del ratón, recordando el caso de la serie adolescente Lizzie Maguire donde Hilary Duff incluso pidió que dejaran que la nueva historia se fuera a otra plataforma para que no se creara bajo los términos de Disney.

También lee: Pepe Le Pew y Speedy Gonzales tienen los días contados por normalizar acoso y racismo

Por el momento, estas declaraciones quedan como rumores, ya que Marvel tiene que resolver la introducción de la fase 4 al UCM con las nuevas series de Disney+, Wandavision y; Falcon y el Soldado de Invierno. Por su parte es poco probable que Reynolds permita que se hagan modificaciones tan drásticas en este personaje que tanto esmero ha puesto en adaptar y logrado ganarse el corazón de los fans.