¿Con la guardia baja en la pandemia?

El robo de un cajero automático este lunes, que fue sustraído de una tienda departamental al sur de Culiacán, generó mucha polémica y dudas sobre si las autoridades policiacas están descuidando las labores de seguridad ante la actual contingencia sanitaria.

El hecho delictivo fue ampliamente difundido en las redes sociales, en parte gracias a que los responsables fueron videograbados por varios ciudadanos, tanto al momento de sustraer al cajero como durante su huida por las empinadas calles del sur de la ciudad. ¿Cuántos minutos pasaron antes de que la policía se apareciera? No lo sabemos exactamente, pero fueron varios.

Al final los responsables no fueron localizados, únicamente el vehículo y el cajero, pero ya sin el dinero. ¿Dónde estaban los policías? ¿Y por qué los pudieron grabar tan ampliamente los ciudadanos, pero las cámaras del C-4 ni cuenta se dieron? Y no es que queramos que las fuerzas del orden se desentiendan de las tareas propias de la crisis sanitaria, como lo es estar apoyando en los filtros de revisión, pero sí tendría que haber un sano balance entre las tareas que les tocan.

Un ojo al gato y otro al garabato, en lenguaje coloquial. Mucho se ha comentado que la inseguridad y la violencia no bajarán en automático ante la cuarentena. En Sinaloa, por fortuna, en general vamos a la baja en homicidios, pero hay muchos otros delitos que se siguen cometiendo y por ello las instancias de seguridad no deben descuidarse ni bajar la guardia…

El gobierno de Sinaloa se sigue preparando para la etapa crítica de la pandemia, que se espera acontezca en las próximas semanas. Por ello, el gobernador Quirino Ordazpresentó ayer el nuevo Centro de Atención, Diagnóstico y Cuidados Intensivos COVID-19, ubicado en el estacionamiento del Hospital General de Culiacán.

Este centro contará con 24 camas para pacientes que requieran ser hospitalizados debido al coronavirus y empezará a operar dentro de 10 días aproximadamente. El secretario de Salud, Efrén Encinas, destacó que estará equipado de un sistema de ventilación y de luz ultravioleta para prevenir más contagios e infecciones intrahospitalarias. Es de “última generación”, subrayó el doctor.

Quirino Ordaz añadió que centros muy similares serán instalados a las afueras de los hospitales generales de Los Mochis, Mazatlán y Guasave, los cuales visitará en los próximos días. Así que muy pendientes porque vendrán anuncios de cómo se está preparando la autoridad para enfrentar la contingencia y evitar la temida saturación hospitalaria…

Este lunes, por cierto, iniciaron las conferencias de prensa virtuales que dará el secretario Efrén Encinas Torres para hacer más transparente y accesible la información sobre el coronavirus en Sinaloa.

Es un esquema que quizá no se había visto antes en el Gobierno del Estado, y que intenta asemejarse en parte a lo que hace la Secretaría de Salud federal, que diario da un balance sobre el COVID-1. En Sinaloa, este ejercicio de transparencia se realizará por lo pronto los lunes, miércoles y viernes a las 19:30 horas.

El objetivo es bueno sin duda, y aunque con algunas fallas técnicas (algo inevitable en estos tiempos en los que todos estamos innovando), este lunes se dio el primer paso en este esfuerzo comunicativo. Lo malo, eso sí, fueron las noticias que nos dio el doctor Encinas, sobre los contagios en nuestro estado y que 4 niños se han infectado del coronavirus, si bien la mayoría de ellos ha tenido síntomas leves. Esta enfermedad, dijo el secretario, “no tiene palabra” y puede afectar a todas las personas, independientemente de su edad…

Los comerciantes de Culiacán no se quedaron cruzados de brazos, y ante los cortes de energía que estuvieron sufriendo, principalmente en los establecimientos del centro, se organizaron y se fueron a manifestar a las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad.

De manera pacífica, y siempre cuidando la sana distancia, los quejosos acudieron cada quien en su vehículo y bloquearon durante algunos momentos la salida de los trabajadores de la empresa gubernamental. Su mensaje era claro: que se les autorice una prórroga y no haya más cortes en la actual contingencia en la que los negocios no están recibiendo ingresos.

El personal de la Comisión salió a atender a los empresarios y estos, cosa rara, se retiraron conformes pues la promesa fue que el Superintendente de Cobranza de la CFE analizará qué tan viable es su petición. Que no se confíen demasiado porque en el gobierno son especialistas en decir una cosa y al final hacer otra. ¿O no? Así se las gastan. O peor…Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

Sed risus. tristique Phasellus Lorem accumsan Aenean lectus eleifend ut commodo nec