Opinión

Cuando el amor hace daño. ¿Eres una madre tóxica?

domingo, 9 de mayo de 2021 · 08:43

Sabemos que la figura de la madre es un pilar en la educación de los hijos, pero cuando esta educación viene de madres con personalidad “toxica”, en lugar de llevar a sus hijos a construir una personalidad segura y con confianza, los llenan de experiencias que bloquean su desarrollo psico emocional.

Ambos, el padre y la madre, juegan un papel primordial en el desarrollo de los hijos, sin embargo, es la figura de la madre la que tiene un peso mayor en la formación de sus hijos. Es a través de la madre y del vínculo de afecto que se pueda formar con ella como aprendemos a establecer relaciones afectivas con los demás. La manera en la vivamos el desprendimiento (físico y emocional), se reflejará en la seguridad con la que afrontemos el mundo conforme vayamos creciendo.

Las madres toxicas ofrecen a sus hijos un amor “invasivo” e inmaduro al mismo tiempo. Proyectan en sus hijos sus inseguridades para mantener control y manipulación sobre sus hijos.

Pero entonces, ¿Cómo se forma una madre toxica?

Curiosamente, detrás del comportamiento de una madre “toxica”, está el amor.

Al hablar de amor, estamos hablando de dos caras en una misma moneda. Por un lado, es a través de este sentimiento como somos capaces de buscar el crecimiento personal que se refleja indiscutiblemente en la pareja y en la familia y en cómo nos relacionamos con el entorno. Pero también, es a través del amor en forma toxica como aprendemos de egoísmo, manipulación y baja autoestima.

Imagina todo eso proyectado sobre una persona que está en proceso de maduración emocional. Dicho de otra manera, imagina todo eso como ingredientes o elementos que usa el niño o la niña para construir su propia personalidad, su propia autoestima y el concepto que él/ella tiene de sí misma.

Seguramente terminará construyendo una personalidad con grandes vacíos en cuestión de seguridad y confianza.

¿Cómo puedo identificar si tengo o soy una madre “toxica”?

Aunque podríamos encontrar muchas características, hoy quiero compartir contigo solo 3 puntos que presentan las madres “toxicas”

1.-Personalidad insegura.

Tras una madre toxica suele haber una mujer con baja autoestima y poca autosuficiencia. Esto la lleva a ver a sus hijos como “salvadores” a quienes buscan moldear y controlar a su conveniencia para que cubran sus carencias.

Un ejemplo de esto es cuando los hijos empiezan a ser autosuficientes e independientes y esto las lleva a presentar ansiedad principalmente por el miedo a quedarse solas. Ante esto, suelen ser capaces de llegar a utilizar técnicas de manipulación para seguir teniéndolos cerca e incluso hacerles creer que eso es lo que deber ser. Esta manipulación puede comenzar desde la etapa infantil.

2.- Son obsesionadas por el control.

Las madres “toxicas” son mujeres obsesionadas por controlarlo todo incluso la vida de sus hijos. Por lo general no son capaces de notar los limites sanos y controlar para ellas es sinónimo de cuidar y esto lo complica porque creen que están haciendo bien y es una forma de demostrar amor.

Justificar el control con el amor es un acto de sobreprotección que bloquea el desarrollo psicoemocional de los hijos afectando su independencia, su autoestima y su seguridad.

3.- Proyectan sus deseos no cumplidos

 “No quiero que sufras lo que yo sufrí”, “Quiero que tengas lo que yo no tuve” y “Quiero que mi hijo/o logre lo que yo no pude lograr” son frases que pueden indicarnos la presencia de una madre toxica.

En ocasiones las madres toxicas proyectan sobre sus hijos sus deseos no cumplidos sin saber si eso es lo que ellos quieren. Les quitan la posibilidad de elegir creyendo que de esta manera demuestran su amor de madre.

¿Cómo podemos lidiar con una madre toxica? o ¿Cómo evitar ser una madre toxica?

Ya sea que estés cayendo en conductas toxica con tus hijos o seas víctima de una madre toxica, es necesario hacer conciencia acerca de la situación.

Si tienes una madre toxica es necesario que hagas conciencia de esto para empezar a tomar tus propias decisiones. Aunque es difícil, es necesario aprender a poner límites sanos y saber decir “NO” y darte cuenta de tus propias necesidades y deseos.

Si te reconoces como una madre “toxica”, puedes buscar ayuda profesional para que aprendas a satisfacer tus necesidades de seguridad por ti misma y no proyectes tus carencias en tus hijos.

Si tienes o eres una madre “toxica” intenta ubicar la manipulación en la relación. A veces esta es tan sutil que no la notamos. Por favor ponte atento a cualquier gesto, palabra o conducta que puedan indicarte que intentas manipular o que intentan manipularte.

En este sentido es importante que no caigas en la “victimización”. Este es un recurso al cual recurren las personas toxicas que buscan establecer control sobre los demás.

Si estás leyendo esto como madre o como hijo/a es importante aclarar que el objetivo de esta columna no es el de juzgar, señalar o criticar. El objetivo es compartir contigo información que te ayuden a identificar si eres o tienes una madre toxica y si es así busques ayuda que te permita establecer relaciones sanas basadas en el amor verdadero, el respeto y la confianza.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un Whatsapp al número +526671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

Te dejo un abrazo.

Juan José Díaz / Psicólogo y psicoterapeuta

Comentarios

Otras Noticias