OPINIÓN

Relación y compromiso. 6 puntos que te ayudarán a construir una relación sana y honesta

Escrito en OPINIÓN el

Hablar de compromiso es hablar de algo que puede parecer muy complicado de lograr. Estar comprometido implica ser perseverante y esforzarse en lograr un objetivo pudiéndolo establecer contigo mismo o con alguien más.

Hay muchas formas de comprometerse pero es muy común que asociemos este concepto con las relaciones de pareja y es por eso que en esta ocasión quiero hablar contigo de como podemos establecer compromisos sanos dentro de una relación de pareja

El compromiso en el amor

Podemos definir compromiso como “el tener o mantener la palabra y ser leal ante un acuerdo contraído”. Si pasamos esto a la pareja podemos entender entonces como compromiso a la permanencia dentro de la relación así como los esfuerzos que puedan hacerse para mantenerla solida incluso ante las dificultades que se presenten.

Estar comprometidos en una relación supone ser responsables de lograr y mantener un proyecto de vida en el que ambos quieren formar parte y para que esto no se vuelva cansado o se perciba como una obligación es necesario que exista un interés mutuo.

Construir un proyecto en común no se da solo por estar juntos. Es necesario primero poder tener una buena comunicación para poder entender lo que el otro quiere y viceversa. “Cada cabeza es un mundo” y para poder establecer un objetivo común es necesario que ambos puedan comunicar lo que buscan y lo que quieren.

Podemos entender entonces lo crucial que es poder establece una relación con compromiso y como el hecho de NO lograrlo puede hacer que la relación fracase.

Sternberg y el triángulo del amor

El estudio y análisis del compromiso dentro de las relaciones no es algo nuevo. Desde hace siglos este concepto se ha incluido en numerosas teorías acerca de como establecemos vínculos afectivos o  de como se construyen las parejas. Uno de los modelos de trabajo mas conocidos en esta área es la que propone el Dr. Robert Jeffrey Sternberg conocida como “El triangulo del amor”.

Según el Dr. Sternberg, exigen varios tipos de amor que se forman a partir de la combinación de tres elementos: la pasión, el compromiso y la intimidad.

La pasión se refiere a la parte instintiva, aquí entran el deseo y satisfacción del placer sexual. En la parte de la intimidad Sternberg hace referencia a la parte sentimental, aquí entra la construcción del vínculo a partir del amor y del cuidado mutuo; es la conexión con el otro. Y en el compromiso entra lo que te mencionaba anteriormente, saber que es lo necesario para poder lograr y mantener el acuerdo establecido. Yo resumo la parte del compromiso con una pregunta ¿Qué tengo que hacer para que esta relación continúe?

Entonces, cuando hablamos de un amor sin compromiso podríamos hablar de capricho (si la relación se basa mayormente en la pasión) o de una relación de cariño (si se basa mayormente en la intimidad). Pudiéramos hablar de un amor romántico cuando combinamos pasión e intimidad (sin compromiso) o de un amor sociable (algo parecido a la amistad), cuando se combinan compromiso e intimidad pero sin pasión.

Otra combinación es cuando existe pasión y compromiso pero sin intimidad. En este caso estaríamos hablando de un amor fatuo. Estas relaciones son en las que se mantienen unidas, existe pasión y satisfacción sexual pero no comparten los mismos objetivos. Tienen pocas cosas en común.

También y por ultimo existe la relación en la que hay compromiso pero sin intimidad ni pasión. En este caso estamos hablando de un amor vacío en donde la relación se vive mayormente como un estado impuesto y obligado. Cuando solo hay compromiso solo se está por obligación.

Una combinación ideal entre compromiso, intimidad y amor daría como resultado el amor consumado. En este tipo de relación es en la que los tres elementos se combinan de manera equilibrada. El amor consumado es el mas difícil de alcanzar.

Si estas tratando ubicar que tipo de amor estas viviendo en este momento y encuentras que no estas teniendo un amor consumado no te alarmes. El hecho de que no estes teniendo el tipo de amor que quieres no quiere decir que no pueda lograrse. Tanto la pasión como la intimidad y el compromiso pueden desarrollarse y trabajarse.

¿Cómo podemos establecer compromisos sanos?

Construir y mantenernos comprometidos en una relación puede ser difícil. Para lograrlo ten en cuanta estos seis aspectos que para mi son fundamentales:

La comunicación.

Para poder establecer compromisos en común es necesario saber y entender que es lo que busca el otro. Poder expresar nuestros objetivos y conocer los de la pareja es vital para poder saber hasta dónde y en qué estamos dispuestos a comprometernos. Se trata de que las cosas estén claras para ambos. Al tener buena comunicación seremos capaces de abordar los problemas con inteligencia y estaremos abiertos a la negociación.

2. Ser honestos

Este punto va muy de la mano con el anterior. De nada sirve estar dispuestos al diálogo si ese diálogo no será honesto. Expresarnos de forma autentica de manera que podamos expresar lo que queremos, lo que nos gusta y lo que no.

3. Compartir actividades

Al inicio de esta columna, cuando establecíamos el concepto de compromiso, hacíamos referencia a la idea del proyecto en común. Encontrar como participar juntos y en conjunto en la construcción de este proyecto hará que se fortalezca el vínculo entre la pareja.

4. Establecer expectativas realistas

Construir falsas expectativas acerca de la relación o de la otra persona es algo que desafortunadamente ocurre con mucha frecuencia. No hay nada más peligroso y vulnerable que construir una relación basada en la fantasía. No existe la relación perfecta. El camino puede tornarse difícil y complicado y eso no quiere decir que no valga la pena y tenga que romperse. Poder comunicarse de forma clara y sincera es la solución para no construir castillos en el aire y conocer la visión del otro y darnos cuenta si coincide con la nuestra.

5. Busca tus espacios

Tan importante es compartir actividades y buscar momentos en común como tener espacios donde se pueda desarrollar la individualidad. Una pareja es la unión de dos individuos y poder mantener esos espacios son necesarios para no llegar al agobio.

6. Trabaja tus miedos

Algo que vuelve muy difícil el poder establecer compromisos sanos son los miedos a lo que pueda suceder. Estos miedos pueden estar ahí a partir de experiencias familiares o de vivencias personales previas como por ejemplo infidelidades o rupturas. No sanar estas experiencias puede llevarnos a evitar un compromiso honesto.

Los beneficios de poder establecer compromisos sanos y honestos son muchos tanto para la relación como para cada uno en lo individual. Poder ser conscientes del nivel de compromiso al que estamos dispuestos tanto nosotros como nuestra pareja puede ayudarnos a intervenir de manera oportuna y corregir la situación en caso de que lo consideren necesario.

Te agradezco cualquier comentario acerca de esta columna y si crees necesitar acompañamiento psicológico profesional con respecto a este tema o conoces a alguien que lo necesite, escríbeme un Whatsapp al número +526671313403 en México y visítame en Facebook en: https://www.facebook.com/sensumpsicologiaycrecimiento/

Te dejo un abrazo.

Juan José Díaz / Psicólogo y psicoterapeuta