INSEGURIDAD

¡Siguen desaparecidos siete yaquis! Entre el monte, a sol y sombra buscan a sus familiares

Un grupo de doce mujeres se organizó para buscar a sus esposos, padres, hijos y hermanos desaparecidos hace dos meses

Siguen desaparecidos siete yaquis.
Escrito en MÉXICO el

México. Hoy se cumplen dos meses de la desaparición de 7 yaquis y tres ganaderos en una zona cercana a Loma de Bácum, en Sonora y su familia no pierde la esperanza de encontrarlos con vida.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Cerca de 12 mujeres caminan por el monte en busca de sus familiares con imágenes de sus rostros.

Sus familiares desaparecieron el 14 de julio de 2021 en una zona cercana a Loma de Bácum, uno de los ocho pueblos yaquis ubicados al sur del estado de Sonora, junto a tres “yoris” —hombres que no pertenecen a la Nación Yoeme—, sin dejar rastro que lleve a su paradero.

En medio de la incertidumbre y el dolor, las mujeres buscan. Por seguridad, prefieren no dar declaraciones a la prensa y concentran sus fuerzas en acompañarse para encontrar a sus familiares con vida, además de recibir capacitación en algo que jamás pensaron hacer: rastrear fosas clandestinas.

Queremos que la búsqueda sea exhaustiva hasta encontrarlos”, dice Anabela Carlón, abogada yaqui de Loma de Bácum, una mujer que ha sido parte del frente de defensa del territorio de la Nación Yoeme.

Ella repite lo que le han dicho las mujeres yaquis: “Los queremos de regreso, queremos a nuestros hijos de regreso”. Y agrega: “Para las corporaciones [Fiscalía General, Secretaría de la Defensa, Guardia Nacional y Policía Estatal, entre otras] también es la exigencia, porque son varios días de búsqueda y no tenemos noticias de ellos”

El miércoles de la desaparición, el pueblo se preparaba para la celebración de la fiesta tradicional de la Virgen del Carmen, en la comunidad de Bataconcica, localidad perteneciente al municipio de Bácum. El grupo de hombres había salido a recoger unas vacas —de propiedad comunal— al rancho Agua Caliente, donde algunos habían acampado desde días antes; se encontraban incomunicados, internados en la sierra. 

Los yaquis desaparecidos son vaqueros y defensores de su comunidad en resistencia pacífica frente a empresas trasnacionales y gobiernos sonorenses que buscan obtener sus recursos. Martín Hurtado Flores, de 53 años, es el jefe del resto de hombres: Heladio Molina Zavala, de 44 años; Fabián Sombra Miranda, de 34 años; Fabián Valencia Romero, de 27 años; Juan Justino Galaviz Cruz, de 28 años; Leocadio Galaviz Cruz, de 38 años; y Braulio Pérez Sol, de 40 años.

Los otros tres hombres son ganaderos muy cercanos a la tribu. Dos de ellos estaban con los yaquis con el propósito de reunir a las vacas y transportarlas en sus vehículos: Gustavo Acosta Hurtado, de 49 años, y Artemio Arballo Cenizales, de 60 años. Pero de Benjamín Portela Peralta, de 65 años, se desconoce el momento exacto en que desapareció, pues él estaba en su rancho en actividades distintas. La gente dice que es posible que Benjamín haya visto el momento en que se llevaban a los otros nueve y por eso se lo llevaron también.

Desde el primer día y hasta la fecha, la Guardia Tradicional se organizó en grupos que se turnan para las labores de búsqueda y vigilancia, explica Valencia.

Sabemos que la vida sigue y que esto debe terminar algún día y regresar a sus actividades… y eso se está haciendo, cada quien a su trabajo, pero se turnan en búsqueda para no hacer esto muy cansado. Gracias a Dios es un poblado muy organizado, con su gobernador, secretario y la tropa. Hasta ahora, no se nos ha dado ninguna señal de desánimo, sino todo lo contrario, hay mucho ánimo por encontrarlos”, dice.

La desaparición de los diez hombres ocurrió apenas cuatro días después de que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) incursionaron en territorio yaqui. El 11 de julio, justo en las inmediaciones del rancho El Coyote, incautaron 487.2 kilogramos de una sustancia “similar a la metanfetamina”, según reportaron en un comunicado oficial.

Este operativo fue rechazado por la Tribu Yaqui y lo atribuyó a la intención de justificar la presencia del Ejército Méxicano para luego entregar el territorio a concesiones mineras, por lo que el 12 de julio las autoridades tradicionales ofrecieron una conferencia de prensa para asegurar que, de ser necesario, defenderán sus tierras con las armas.

El 16 de agosto pasado, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) anunció que hasta esa fecha había coordinado 18 operativos de búsqueda por aire y tierra, con la participación de elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional (GN), la Secretaría de Marina (Semar), la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), así como de la Comisión Estatal y Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, la Fiscalía General de la República (FGR) e integrantes de la Guardia Tradicional Yaqui. 

Sobre los operativos, la FGJE señaló la destrucción de pistas de aterrizaje clandestinas, antenas ilegales de comunicación, un espacio que al parecer fue utilizado como laboratorio para elaborar droga sintética, además del aseguramiento de un arma y cinco vehículos, entre ellos, una motocicleta y dos camionetas de las víctimas. Pero a los hombres no se les ha encontrado.

Con información de Pie de Página.