ECONOMÍA

¿Perdiste amistades por prestarles dinero? ¡Evita arriesgarte a ello en solo 3 pasos!

Ahórrate la pena de decirles que no a tus conocidos que te piden préstamos, mejor haz este truco que te ayudará incluso a incrementar tus finanzas

¿Perdiste amistades por prestarles dinero? ¡Evita arriesgarte a ello en solo 3 pasos!
Por
Escrito en ECONOMÍA el

Si a ti también te acosan tus amigos o familiares para que les prestes dinero y sabes que si te niegas vas a dañar la relación (y se deteriorará aún más si prestas y no te pagan), te traemos un truco para que logres prestar sin ariesgar un centavo en su deuda contigo.

Debes leer: ¡No hubo error! Cancelar el Aeropuerto de Texcoco sí costó más de 331 mil millones de pesos

Construye un Fondo para emergencias

Si tú eres a quien le piden dinero, posiblemente tengas unas finanzas en orden, o mejores a las de quien te pide dinero. De cualquier forma, el primer paso es que tengas un fondo de emergencia equivalente a tres a seis meses de tu sueldo que te permita sobrevivir en caso de cualquier percance o solventar cualquier eventualidad.

Deposita tu dinero en una cuenta de liquidez

Lo que vas a hacer con ese dinero no es tenerlo en efectivo y guardado en el colchón para prestarlo al primero que venga a ti con necesidad. Vas a abrir un contrato con alguna Sociedad Financiera Popular (Sofipo), y depositarlo ahí a corto plazo y en liquidez. 

Esto quiere decir que estás poniendo tu fondo para emergencias en una cuenta de liquidez (es decir, que siempre puedes disponer del dinero), que te paga un 2% de interés anualizado. Esto lo ofrecen opciones como Supertasas o Kubo.financiero. Otro gran hallazgo es Hey Banco, que te da rendimientos anualizados por el 5.5% a plazos de siete días.

Todas son opciones reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y son inversiones de bajo riesgo, por lo que son ideales para que duermas tranquilo.

Refiere a tu conocido a que pida dinero en donde depositaste tu inversión

Ahora, cuando te pidan dinero, les vas a decir que sí se los prestas, pero que deben solicitar su préstamo en la institución que pusiste tu dinero, que no solo te piden dinero para fondearse, sino que el dinero que depositas es utilizado para realizar préstamos personales.

De esta forma, tu amigo o familiar sabrá a qué se atiene si no paga su préstamo y tú te ahorras la pena de estarles cobrando mientras te dan largas. Además, estás promocionando el negocio que escogiste para poner tu dinero a trabajar.

Con información de Oink Oink