CONSULTA INDÍGENA

“Me pidieron que fuera el conducto con el presidente” para remoción de planta de GPO: Rubén Rocha

Además, también hizo varios compromisos con los indígenas yoremes, entre ellos, la preservación de la lengua mayo

Créditos: Jesús Verdugo
Escrito en SINALOA el

Los Mochis, Sin.- El gobernador Rubén Rocha Moya es el conducto entre los indígenas que están en contra del proyecto de la instalación y construcción de la planta de amoniaco en el puerto de Topolobampo con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, postura de la cual ya tiene conocimiento.

Además, el mandatario estatal reveló detalles de la reunión que sostuvo con yoremes de las comunidades de Ohuira, Paredones y Lázaro Cárdenas, dijo que el tema de la planta de amoniaco fue expuesto por Felipe Montaño Valenzuela, cobanaro indígena, quien solicitó que el proyecto industrial se instale en otro lugar y, también, escuchó una a una las demandas y quejas de los presentes. 

En el marco de la consulta indígena, “No dejen que los suplanten”, dice Gobernador a yoremes

“Ellos plantean la posibilidad esa, de la remoción, y se la plantean al presidente; y para ello le plantean que venga a visitarlos y me pidieron que fuera yo conducto con el presidente, aunque les aclaré que yo tengo en mi Whatsapp unas preguntas que me hizo el presidente de la planta, quiere decir que ya recibió, ellos ya están enterados, ya la recibió Presidencia”, dijo.

Rubén Rocha Moya dijo que durante la reunión los exhortó a hacer valer su derecho, a expresar y mantener su postura en la consulta indígena sin miedo ni temor de que su rechazo al proyecto industrial pudiera a traer represalias en su contra. 

“Hagan lo que a ustedes en conciencia les conviene hacer y seguirán teniendo sus derechos con nosotros, si están en contra de nuestra opinión, háganlo, manifiéstense y seguirán siendo respetados por nosotros, al margen de cómo opinen, nuestro respeto absoluto a la comunidad indígena mayo-yoreme”, señaló. 

Además, hizo varios compromisos con los indígenas de Ohuira, Lázaro Cárdenas y Paredones, entre ellos: ver la posibilidad de que los propios yoremes puedan emplacar sus unidades con distintivo de pueblo originario; así como agentes educativos para la preservación de su lengua; y, resolver el problema drenaje que enfrentar desde hace varios años.