ISSSTE

“Es un cochinero", fue la expresión de un médico del Issste en Los Mochis, ante la falta de insumos

No tienen ni soluciones fisiológicas para canalizar pacientes de Sinaloa y Guasave, que no cuentan con servicio de hospital en su región; son enviados a Culiacán, donde se encuentra saturado

ISSSTE.Refieren que muchos de los derechohabientes acuden a solicitar este servicio y en algunos casos ni siquiera llevan para adquirir medicamentosCréditos: Germán Castro
Escrito en SINALOA el

Guasave, Sin.- “Aquí es un mi…, un cochinero”, fue la respuesta que le dio un médico especialista del hospital del Issste en Los Mochis a familiares de un paciente que sería trasladado a la ciudad de Culiacán para una cirugía, cuando se le preguntó por qué no se le operaba en Ahome, aludiendo que no servía el quirófano y que carecen hasta de lo más básico.

Familiares de pacientes que son enviados del municipio de Sinaloa, porque no cuentan con especialistas ahí, y de Guasave, porque tampoco es hospital, sino una unidad familiar de nivel uno, llegan a Los Mochis y se están encontrando, desde hace varias semanas, con la novedad de que ni siquiera cuentan con soluciones para canalizar a los pacientes, las deben comprar y buscar hasta en otros hospitales, porque hay algunas que no llegan a las farmacias particulares.

“Tuve que ir a otro hospital a comprarle, a que me lo vendieran al doble para poder tenerlo, cada uno me lo dieron en 165 cuando vale en 79; es un asunto que le está pasando a medio mundo, y todos los médicos y las enfermeras quejándose que por la falta de medicamentos, que porque los aparatos no sirven y me puse a reflexionar y dije: pobrecitos, el lenguaje con el que me dijo, de hartazgo, así enojados, dije: tienen razón. Oye doctor, le dije ¿por qué no pueden atender aquí a mi papá?, -no, me dijo, aquí es un mier… un cochinero. Así me dijo, con esas palabras, -mejor llévatelo a Culiacán, aquí no sirve nada; así muy enojado”, sostuvo.

Los familiares se ven en la necesidad de tener que adquirir medicamentos como el alprasolam, que es controlado, pero común para quienes tienen indicaciones de relajantes, esos medicamentos, aseguran, que lo han tenido que comprar en más de 800 pesos la caja.

TE PODRIA INTERESAR: Cumple el Hospital General de Los Mochis un mes sin internados por COVID; esa área queda desactivada 

¿Eres médico especialista? Estos son los requisitos para la nueva convocatoria

Refieren que muchos de los derechohabientes acuden a solicitar este servicio y en algunos casos ni siquiera llevan para adquirir medicamentos de manera particular y la situación por la que pasan pues es tortuosa.