AHOME

Video: “Me vacuno para protegerme y proteger a los demás”. La pequeña Regina recibe su vacuna antiCOVID

Regina padece Púrpura Trombocitopénica Idiopática, por lo que emocionada y tranquila acudió, igual que otros niños y jóvenes con comorbilidades, a recibir la primera vacuna contra el COVID en el Hospital Ginecopediátrico del IMSS en Los Mochis

Me vacuno para protegerme y proteger a los demás. La pequeña Regina recibe su vacuna antiCOVID.Acudió emocionada y tranquila a recibir la primera dosis de vacuna contra el COVID de la farmacéutica Pzifer, Créditos: LÍnea Directa
Escrito en SINALOA el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Los Mochis, Sin.- Regina es una niña de 12 años que padece una enfermedad llamada Púrpura Trombocitopénica Idiopática, que consiste en que el sistema inmunológico ataca por error a las plaquetas, y para evitar que se agravara el problema en su sangre, fue sometida a una cirugía para extirparle el bazo. 

Por padecer esa comorbilidad, ella, al igual que otros muchos niños y jóvenes de 12 a 17 años con problemas de salud crónicos, que los hace especialmente vulnerables al riesgo de ser contagiados en esta pandemia, este lunes acudió emocionada y tranquila a recibir la primera dosis de vacuna contra el COVID de la farmacéutica Pzifer, que se aplicará hasta este martes en el Hospital Ginecopediátrico del IMSS en Los Mochis. 

“Para no contagiarme, para protegerme y proteger a los demás”.

¿Tú tienes ganas de regresar a la escuela? 

“Mas o menos, pero no quiero tanto porque vamos a hacer exámenes presenciales”.

¿Le tienes miedo al piquetito? 

“No, todo va a estar bien, nada más es una sensación que a los minutos se te quita”.

Después de pasar el filtro sanitario implementado en el Teatro “Ferrusquilla” del IMSS, donde mostraron el expediente de vacunación impreso, la nota médica que especifica su enfermedad y de que su papá firmó el consentimiento para que recibiera el biológico, Regina, en un bloque de 15 menores, como están siendo atendidos, ingresó al módulo del Hospital Ginecopediátrico especialmente acondicionado para inmunizar a los menores, y después de concluir el proceso de vacunación, su papá avaló el protocolo implementado. 

“Reaccionó bien, estuvo en observación 30 minutos, todos los menores que estuvieron ahí adentro ninguno presentó ningún tipo de anomalía, todo estuvo muy bien coordinado por parte de los doctores y enfermeras, en ningún momento los dejaron solos, afortunadamente a mi hija le ha ido muy bien hasta ahorita”.

Al regresar a su casa ya vacunada, ella se bañó, tomó paracetamol para el dolor del brazo y guardó reposo, como le recomendaron los médicos; ahora esperará la próxima convocatoria para acudir a recibir la segunda dosis de biológico Pzifer para completar su esquema de vacunación, y quedar totalmente protegida contra el COVID-19.