DÍA DEL CORAZÓN

¿Te late el corazón y no precisamente de amor? Chécate la presión y evita un infarto

Si aun no conoces cuáles son los niveles óptimos de tu frecuencia cardiaca, el momento de ir a tu médico y monitorearte constantemente llegó; además recuerda que no tienes que ser adulto para comenzar con esta práctica, tu corazón y tu vida te lo agradecerán

¿Te late el corazón y no precisamente de amor? Chécate la presión y evita un infartoCréditos: Cortesía
Escrito en SALUD el

México.- Latidos constantes, acelerados, repentinos, que te despiertan por las noches y te sorprenden aún estando en reposo, podrían ser signos de que algo no está bien con tu corazón

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Si a esto sumas que tu estilo de vida lleva demasiado estrés, la palabra ejercicio no existe, y tu alimentación no conoce de una ingesta apropiada y tu dieta es la de las tres “T”: tacos, tortas, tortillas, además fumas o bebes mucho alcohol, “la bomba” podría estar por estallar.

Pero bien sabemos que se han registrado ataques cardiacos en personas sanas, deportistas y cuidadosas con su salud, por eso en este Día Mundial del Corazón es importante tomar conciencia y recordar que entre más edad, mayor riesgo.

¿Sabes cuál es la frecuencia cardíaca normal en reposo?, muchos nos “hacemos bolas” y tenemos dudas, por ello aquí te va el dato.

-Una frecuencia cardíaca en reposo normal para los adultos oscila entre 60 y 100 latidos por minuto.
-Generalmente, una frecuencia cardíaca más baja en reposo implica una función cardíaca más eficiente y un mejor estado físico cardiovascular. Por ejemplo, un atleta bien entrenado puede tener una frecuencia cardíaca en reposo normal cercana a 40 latidos por minuto.
-Para medirte la frecuencia cardíaca, simplemente mídete el pulso. Colócate el dedo índice y mayor en el cuello al lado de la tráquea. Para tomarte el pulso en la muñeca, coloca dos dedos entre el hueso y el tendón sobre la arteria radial, que se encuentra en el lado del pulgar de la muñeca.
- Cuando sientas el pulso, cuenta el número de latidos en 15 segundos. Multiplica ese número por cuatro para calcular tus latidos por minuto.

Ten en cuenta que muchos factores pueden influir en la frecuencia cardíaca, incluidos los siguientes:

•    Edad
•    Niveles de condición física y de actividad
•    Ser fumador
•    Tener enfermedades cardiovasculares, colesterol alto o diabetes
•    Temperatura del aire
•    Posición del cuerpo (de pie o acostado, por ejemplo)
•    Emociones
•    Tamaño del cuerpo
•    Medicamentos

Aunque hay un amplio rango de normalidad, una frecuencia cardíaca inusualmente alta o baja puede indicar un problema subyacente. Consulta a tu médico si tu frecuencia cardíaca en reposo está constantemente por encima de 100 latidos por minuto (taquicardia) o si no eres un atleta entrenado y tu frecuencia cardíaca en reposo está por debajo de 60 latidos por minuto (bradicardia), especialmente si tienes otros signos o síntomas, como desmayos, mareos o dificultad para respirar.

Así que si el corazón te late y no precisamente porque estés enamorado o enamorada, el momento de ir al médico, cambiar el reloj por un equipo de medición de presión, ya es necesario para ti. 

El dato

-La Organización Panamericana de la Salud en México, primer lugar de causas de muerte son las enfermedades cardiovasculares. Mas de 162 mil personas mueren a causa de enfermedades cardiovasculares anualmente.
-La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en 2030 morirán cerca de 23,3 millones de personas por Enfermedades Cardiovasculares.
-La mitad de las personas que han tenido un infarto al corazón, presentarán otro evento similar en el transcurso de los siguientes diez años, en su mayoría por un deficiente control de factores de riesgo.