CULIACÁN

Crónica: Un padre desesperado, una madre desconsolada y un hermano hecho pedazos le lloran a Gael

Un convivio donde estaba Luis Gael terminó en homicidio en la colonia Amado Nervo, en la capital de Sinaloa: Culiacán

Un padre desesperado, una madre desconsolada y un hermano hecho pedazos le lloran a Gael.Ahí estaba Luis Gael, con el brazo derecho extendido y el otro pegado a su cuerpo, a lo lejos sus familiares observan la vestimenta que traía en su último día de vidaCréditos: Geovanny Elizalde
Escrito en POLICÍACA el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News 

Culiacán, Sin.- Un padre desesperado al ver a su hijo sin vida y boca abajo llora, otra mujer entre gritos y llantos es abrazada por el hermano de la víctima; la mirada de ellos era hacia la calle Cerro Colorado junto a la cancha de voleibol de la colonia Amado Nervo.

Ahí estaba Luis Gael, con el brazo derecho extendido y el otro pegado a su cuerpo, a lo lejos sus familiares observan la vestimenta que traía en su último día de vida: un pantalón de mezclilla azul, chamarra negra y calzaba zapatos negros.

Policías municipales resguardan la escena del crimen y el hermano del joven pregunta cuál fue la manera en que fue privado de la vida, mientras responde a su vez, algunas interrogantes que hizo uno de los uniformados.

El hombre de aspecto joven, contesta de manera incoherente debido al dolor de ver a su hermano recostado sin vida y lágrimas corren por su rostro mientras se aparta de nueva cuenta con sus familiares.

Policías investigadores llegaban al lugar y hacían las diligencias correspondientes en los alrededores de la cancha donde se llevó a cabo el crimen, en tanto y personal de la Dirección General de Investigación Pericial llevaban a cabo el procesamiento del lugar.

Un traje blanco y protección para el calzado fue lo que utilizaron para trabajar en el sitio donde hallaron botes de cerveza alrededor de Luis Gael, a quien se le apreciaba sangre en la cabeza y rostro.

Finalmente el cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense y sus familiares con el sufrimiento de no poder hablar, besar o abrazar a su ser querido que apenas unas horas antes se encontraba vivo.