Al momento

Mujeres en el poder sin poder (ni querer)

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News ¿Se han dado cuenta que los días internacionales dedicados...

Internet |

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

¿Se han dado cuenta que los días internacionales dedicados a la mujer (sin contar el día de las madre) son conmemorados por hechos atroces en contra de nosotras? El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se instaura en honor del cobarde asesinato de las hermanas dominicanas Mirabal, ocurrido hace 61 años, por orden del dictador Trujillo, hace 62 años; las mataron por ser mujeres y activistas políticas. Hoy, Día Internacional de la Mujer, si bien no surge como tal por una desgracia, si se le vincula a una: el incendio de la fábrica de camisas de Nueva York en 1911, en la que murieron 123 mujeres y 23 hombres, debido a que no pudieron escapar ya que los responsables de la fábrica habían cerrado puertas y escaleras para evitar robos. La muerte, el asesinato de mujeres así como la violación y falta de reconocimiento a nuestros derechos humanos nos han orillado a movilizarnos.

Tanto hombres como mujeres, la necesidad, el dolor y la injusticia nos han obligado a movilizarnos. Sí, pero es un hecho, y está demostrado, que las mujeres nos enfrentamos aún a situaciones más difíciles y complejas en pleno siglo XXI (sí es complicado para nosotras en Occidente, no imagino la situación horrible que enfrentan las mujeres en Oriente). La desigualdad de género es una realidad:  enfrentamos aún discriminación para lograr cargos públicos y privados y salarios justos así como dificultades para lograr salarios justos, dificultades para acceder a la educación y a la vivienda; dificultades para vivir una vida libre de violencia… dificultades para vivir una vida… dificultades para vivir.

La igualdad, la justicia y equidad que se ha logrado no ha sido por permanecer sentadas y “calladitas”. Eso lo sabe el mal llamado “Presidente más feminista de la historia”, Andrés Manuel López Obrador, y como le molesta, a tal grado que nuevamente, por segundo año consecutivo a blindado con vallas nuevamente su residencia, nuestro Palacio Nacional. No tengo pruebas pero tampoco dudas que, al Presidente, el COVID “le cayó como anillo al dedo” ese marzo de 2020, el cual fue lo único que logró aminorar las protestas de nosotras las mujeres hacia su gobierno.

A AMLO no le gusta que le exijamos pero tampoco le gusta dar soluciones a las grandes problemáticas. Sus tres años de gobierno la violencia hacia la mujer no ha parado. El 2021 fue el año más violento para las mujeres en México: 3,750 mujeres murieron violentamente, donde solo una tercera parte es catalogada como feminicidio, un promedio de 10 mujeres cada día. ¡Pero no, “los grupos conservadores están infiltrados y buscan desacreditar su gobierno”! 

El hecho de que desde un inicio AMLO presumiera que su gabinete hubiera un número importante de mujeres o de que el Congreso sea por vez primera uno paritario, no ha hecho diferencia alguna. ¿Por qué? 1) Porque NO HAY PRESUPUESTO para atender las necesidades de nosotras las mujeres en materia de igualdad, equidad y justicia. La llamada “austeridad republicana”, es que presumen de millones de pesos ahorrados, han costado a la seguridad y tranquilidad de miles de mujeres de nuestro país. Y 2) Porque las secretarias, senadoras y diputadas federales pareciera que estuvieran más como floreros (al igual que muchos de los secretarios, diputados y senadores que hay), pero duele más porque no han sabido gestionar, trabajar, legislar y administrar en favor de nosotras las mujeres. Están más centradas en atender los caprichos del Presidente, promoviendo y atendiendo sus reformas, que en atender temas vitales. ¿Dónde están la secretaria y representantes sinaloenses por Morena, Tatiana, Martha, Elizabeth, Olegaria, Merary, Yadira e Imelda, para velar y proteger los intereses de nosotras las mujeres? Pareciera que están haciéndole el caldo gordo al Presidente.

Es Justo y necesario seguir moviéndonos, seguir alzando la voz, seguir buscando hacer catarsis en nuestra sociedad machista, misógina y patriarcal, sobre todo en esta época en la cual el mismo presidente de México sigue descalificando cualquier acción de protesta y exigencia. Los cambios sociales no se logran sentadas, asintiendo la cabeza y aplaudiendo, desde la comodidad de un curul o detrás un escritorio de cedro, diciendo sí a las ocurrencias de un Presidente egomaníaco. Solo se logra alzando la voz, haciéndonos visibles, desde la calle, haciendo las cosas aunque “esas no sean las formas”. Utilizando el poder y libertades que tenemos en nuestras manos porque se han peleado y ganado: la libertad de expresión, manifestación y exigencia hacia nuestros gobernantes y representantes, sin soltarnos.

Vivas y libres nos queremos. 

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.