Fascismo y miedo

Hace 85 años en un discurso de toma protesta un Presidente dijo: “De lo único que tenemos que tener miedo es del miedo mismo. Franklyn D. Rooselvelt  fue muy consciente  de que un pueblo que se gobierna por el miedo caen en las falsas promesas y en el canto de las sirenas del fascismo y de sus líderes.

Rob Riemen nos lo explica en su libro “Para combatir esta Era” también de que la facilidad con que el fascismo puede regresar fácilmente en una democracia es la ignorancia.

En los pueblos que son ignorantes le dan vida al fascismo por que al negarlo le dan razón de ser. Un pueblo que no quiere ver es una civilización condenada a ser sometida de las maneras más burdas.

Riemen nos explica que la cuestión es que las personas somos racionales e irracionales y el fascismo nos develan nuestros peores sentimientos como sociedad: el resentimiento y el odio afloran, así como el poder y el miedo.

Y en verdad, en el mundo estamos viviendo señales de movimientos de corte fascista y como enfrentarlos. Donde todo lo que no se entiende tiene derecho a ser odiado, se aborrece todo lo que no puede ser entendido. Lo difícil es elitista, por lo tanto podría ser antidemocrático.

Trump llama al odio a lo difícil de entender y como su base política  no entiende corre a seguirle el rollo al Presidente.

Hay que pensar que es lo que viene, recordemos que en México el voto le devolvió el poder a un solo hombre, el Poder Ejecutivo se restauró vía la legitimidad electoral.

El poder Presidencial es grande y legitimado es enorme. Los mexicanos debemos no tener miedo y avanzar hacia delante, sin falsas esperanzas, pero deseando y trabajando para que nos vaya bien, para que después no se desate una epidemia de resentimiento.

En México pronto habrá cambio de gobierno y esperemos que como sociedad pongamos lo mejor para que al país le vaya mejor.

Todos tenemos que poner nuestro granito de arena, para que en estos días por venir pongamos lo mejor de nosotros y ver por México desde el lugar donde nos toque estar.

Se restauró el poder presidencial pero los mexicanos ya somos otros…

Comentarios

dolor. facilisis massa Phasellus leo odio velit, libero fringilla ut