Al momento

Fallas en vacunación

En el pasado reciente se vacunaba a millones de mexicanos de manera muy rápida y en casa gracias al Programa de Vacunación Universal creado en la...

Línea Directa | La información al momento
La información al momento | Línea Directa

En el pasado reciente se vacunaba a millones de mexicanos de manera muy rápida y en casa gracias al Programa de Vacunación Universal creado en la década de los noventa del siglo pasado.  

Miles de brigadistas recorrían las ciudades y las comunidades rurales para llevar la vacuna hasta las casas de los beneficiados. Participaban los gobiernos de todos los niveles aportando recursos materiales y humanos para garantizar la llegada de los inmunizadores hasta los lugares más alejados e inaccesibles.

Iban únicamente dos personas a los domicilios llevando unas pequeñas hieleras donde guardaban las vacunas. Nada más. El resto del personal de apoyo, regularmente un chofer, esperaba en algún punto de la comunidad.

Muchos vacunadores eran transportados vía aérea a las comunidades serranas a las que no se podía acceder por tierra, en aeronaves proporcionadas por el gobierno del estado.

Debo reconocer que siempre admiré la mística de servicio, el gran compromiso que observaba de los trabajadores del Sistema de Salud que a pesar de los peligros en el transporte y por la inseguridad en muchas regiones se mantenían firmes. Los temores los hacían a un lado ante el gran compromiso que tenían.

Este sistema nacional de vacunación fue ejemplo internacional por muchos años. Algo bueno debe haber tenido. Pero el actual gobierno federal decidió acabar con él y hacer uno propio en plena emergencia por la pandemia.

Ayer empezó a aplicarse el antígeno a personas mayores en Sinaloa. Veo con tristeza y preocupación los serios problemas que se tuvieron en la vacunación anti Covid 19 en los municipios de Mocorito, San Ignacio y Rosario, en unos más que en otros. Y eso que son municipios pequeños, de baja población.

Dejaron por un lado hospitales y centros de salud para aglomerar a las personas de la tercera edad en espacios donde el gobierno entrega los beneficios a adultos mayores.

Largas filas se formaron y en espera de la vacuna debieron esperar por horas, rompiendo incluso elementales medidas preventivas recomendadas, como la sana distancia.

Eso sí, además de personal de enfermería que aplicaba la vacunación, presentes los llamados “Servidores de la Nación”, elementos del Ejército Mexicano en los puntos de aplicación. Hasta había quién tomara la fotografía a los beneficiados.

¿De qué sirvió, entonces, las llamadas a los beneficiados, la apertura del registro en línea, y todo ese circo que armaron previo al inicio de la vacunación?

Lamentablemente de nada. Era solo eso: circo.

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.