El “caballo” no alcanzó la meta

El “caballo negro” se cansó en el último tramo de esa carrera parejera y se quedó muy cerca de hacer historia pasando a semifinales como franquicia...

Luis Alfonso Félix
Internet | Luis Alfonso Félix Columnista deportivo Línea Directa

El “caballo negro” se cansó en el último tramo de esa carrera parejera y se quedó muy cerca de hacer historia pasando a semifinales como franquicia más reciente. Los Sultanes parecían levantarse de un 0-3 que puso a temblar a más de alguno en la región algodonera, pero terminó cayendo con la cara al sol.

Guasave necesitó del tope de juegos para avanzar cuando los conocedores lo colocaban en esa siguiente ronda sin muchos problemas. Pero no solamente ellos tuvieron que batallar extra para lograr su objetivo. Ciudad Obregón apeló a un séptimo juego para dejar fuera a Mexicali, teniendo que recurrir a esa mística que su manager de relevo Luis Carlos Rivera les imprimió sobre el final de la primera vuelta, cuando los sacó del abismo para dominar la tormenta y llevarlos a puerto seguro.

Hermosillo siguió en “fase naranja”. Encontraron resistencia en unos Venados a los que no les alcanzó la suerte para romper la quiniela que coincidía en manos de todo mundo. Les falló el bateo oportuno, sobre todo en aquel quinto juego todavía en su casa, cuando en dos ocasiones perdonaron dejando los senderos llenos.

Qué distinto hubiesen resultado las cosas si llegaban a la capital sonorense con ventaja y no con la serie en contra 2-3. En el pecado llevaron la penitencia.

Los Cañeros no cambiaron su chip. Continuó siendo el cuadro sorprendente y dominador que los coloca como la principal sombra de Hermosillo en cuanto al candidato para ganar la corona. Los Mochis están en una temporada de ensueño que no deben desaprovechar para cortar esa larga sequía de campeonatos. Este puede y debe ser su año. La última palabra la tienen ellos mismos.

Ahora las combinaciones lucen todavía más interesantes en la siguiente etapa donde podríamos, al final, ver una batalla más por el título entre Yaquis y Naranjeros y saldar muchas cuentas pendientes, o bien una serie contienda titular inédita entre los verdes y unos Algodoneros que tiene más de medio siglo sin levantar el trofeo.

REFUERZOS. Apenas concluidos los dos choques del lunes la Liga realizó el draft de refuerzos para semifinales. Esta vez existía más y mejor material para escoger.

Contrario a lo que supusimos sería el pitcheo las cartas más codiciadas, solo un equipo se inclinó por un lanzador abridor: los Yaquis de Obregón, que tomó a Braulio Pérez-Torres, un excelente serpentinero que tuvo extraordinaria campaña con los Venados del puerto.

Los Mochis agregó más ofensiva a su ya respetable bateo. Convocaron al campeón bateador Roberto Valenzuela quien no pudo cargar con todo el peso de los Sultanes, mientras que Guasave quiere aprovechar el buen playoff que hizo Sebastián Elizalde que bateó como desesperado en calidad de refuerzo con Mexicali. El “Tano” convirtió su bat en una escopeta, disparando bastantes imparables con los fronterizos, esos que le hicieron falta a Culiacán en las últimas tres series que lo hubiesen metido a los playoffs.

Sorprendente lo de Hermosillo. El superlíder tuvo la suerte de escoger primero y tomó al receptor de Mazatlán, Gabriel Gutiérrez. Este equipo está sobrado en todos sus departamentos, pero un receptor con la experiencia de este elemento los fortalece.

Tras el borrón y cuenta nueva, ahora vienen las semifinales a partir de este miércoles con Guasave visitando a Hermosillo y Obregón a los Cañeros.

Hagan sus apuestas.

Fuente: Internet

Luis Alfonso Félix

Columnista

Periodista deportivo con una trayectoria de 47 años. Jefe de Comunicación Social del PIDS del 2009 al 2017, actualmente columnista de RSN. -Es anotador oficial de Tomateros de Culiacán de 1987 a la fecha y miembro del Salón de la Fama del Deporte en Culiacán.

Ver más

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.