Al momento

México

Corrupción y crisis académica

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 23 de enero 2023. ¿Es posible que la todavía ministra Esquivel sea la plagiada y no...

Línea Directa | La información al momento
Línea Directa | La información al momento

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 23 de enero 2023. ¿Es posible que la todavía ministra Esquivel sea la plagiada y no al revés, como la lógica hace suponer? Posible, pero altamente improbable.

¿Son posibles las “coincidencias”, hasta en las faltas de ortografía, entre un trabajo y otro? Todo es ciertamente posible, pero la improbabilidad alza su tea.

¿Es posible que la directora de tesis plagiadas haya evaluado y dirigido 500 tesis en 30 años, como afirma?

Puede haber firmado esa cantidad, de dictámenes, pero asesorar y dirigir, como la sabe cualquiera que haya transitado con seriedad y decencia esos caminos, resulta casi imposible. Aprobar, sin más, ver pasar, dejar hacer o no hacer, eso sí que es posible.

Que una tesis sea “asesorada y dirigida”, cada una en menos de un mes (0.72) durante 30 años, sin faltar uno solo, ni de vacaciones, hasta sumar 500, resulta increíble, sencillamente. Aprobar sin ver y firman dictámenes, como ya se dijo, es otra cosa.

HAY DISTANCIA ENTRE REVISAR Y FIRMAR

Quien esto escribe, en casi 30 años de asesorar y dirigir tesis, apenas suma unas pocas decenas, de maestría y doctorado, debidamente revisadas y evaluadas hasta autorizar el examen de grado. Es el mismo caso de otros colegas.

Además, el proceso de revisión y asesoría implica correcciones, modificaciones del trabajo en curso y la o el postulante dedican el tiempo necesario para ello, lo que es sumamente improbable que se haga en menos de un mes.

Asesorar y dirigir una tesis con propiedad, honestidad y suficiencia, no es asunto menor (si las cosas se hacen como se debe); firmar dictámenes a destajo o “compartir” trabajos previos entre alumnos (que si igual caminaron, también resultan sospechosos) eso es distinto y altamente cuestionable.

Así las cosas, bien ha hecho la UNAM al rescindir el contrato de la Lic. Martha Rodríguez Ortiz, la directora de 500 tesis, algunas repetidas, “compartidas”, según dice. Su responsabilidad en el plagio, sea como sea que termine, es irrebatible.

¿QUÉ HACER?

¿Y con la todavía ministra Esquivel, que hasta ahora aparece como la responsable del plagio (y está sumamente cuesta arriba demostrar lo contrario) qué pasará?

La UNAM ya ha dicho que, en apego a la ley vigente, no le puede retirar el título, pero que sigue explorando alternativas; la SEP, que es quien entrega las cédulas profesionales (y, por lo mismo, tiene capacidad legal para retirarlas) se hace a un lado.

La ministra asegura que es inocente, que no renuncia. La SCJN guarda silencio; el presidente, no tan bajita la mano, parece defenderla y todo apunta al cansancio argumental, al olvido (aunque muy difícil en este caso).

Y mientras las lagunas legales, y la permisibilidad de un sistema que acepta la corrupción como parte del juego, sigan, el desenlace, por lo pronto, está en manos de la propia ministra.

Puede seguir (sigue) bajo la andanada de críticas, fundadas, enfrentando el desprestigio, encerrarse en su postura, sabedora del apoyo que recibe desde el poder.

Pero se puede cambiar de opinión, según impongan las circunstancias.

La SCJN desechó hoy una petición de la asociación civil México Justo, que fundó Genaro David Góngora Pimentel, pidiendo la renuncia de la todavía ministra Yasmín Esquivel Mossa y ésta sigue en las mismas.

Pero eso no ha terminado.

DÉCADAS DE VACÍOS Y CORRUPCIÓN

Lagunas legales, vicios “aceptados”, un mercado evidente de trabajos plagiados o confeccionados a pedido (nada más ver las ofertas al salir del metro Copilco, frente a la UNAM).

También el lado oscuro de la Internet, donde se ofertan trabajos, tesis, investigaciones, evaluaciones y demás.

Agréguense los serios problemas de capacidad y competencia de estudiantes, y maestros, formados en la lógica neoliberal; la corrupción en prácticamente todas partes que hace todavía más complicado atender el asunto de fondo.

Ya veremos, en un contexto donde no se perciben las soluciones, las acciones pertinentes para enfrentar la crisis académica, educativa en general, y cultural.

Por lo demás, el llevado y traído, real e incontestable, plagio, viene a ser, como comentamos la semana pasada, la punta del iceberg.

La credibilidad de la UNAM, de la SEP, de la Corte, ciertamente está en juego.

¿Qué se puede hacer mutis? Ha sucedido.

EN EL TINTERO

-Todavía hay quienes festejan los vulgares desplantes de la colonialista (y totalmente anacrónica) monarquía española. Son los entreguistas, ignorantes de la historia.

-En estricta lógica, en el banquillo junto a García Luna deberían estar la DEA, el FBI y la CIA. ([email protected]).

Fuente: Internet

Jorge Guillermo Cano

Columnista

Escritor y periodista, Dr. En Ciencias Sociales. Se inició en La Voz de Sinaloa, en 1969.

Ver más

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.