OPINIÓN

El Día del Maestro

Jorge Cano.Créditos: Línea Directa
Escrito en OPINIÓN el

En 1917 se presentó ante el Congreso de la Unión una propuesta para que fuera instituido el Día del Maestro y que se estableciera el día 15 de mayo. Se aprobó el 27 de septiembre del mismo año y la primera conmemoración del Día del Maestro en México fue el 15 de Mayo de 1918.

La propuesta fue presentada por el coronel Benito Ramírez García y el doctor Enrique Viesca Lobatón, ambos diputados. El decreto fue firmado por el presidente Venustiano Carranza.

En 1943, la Conferencia Interamericana de Educación se reunió en Panamá y estableció el 11 de septiembre como Día del Maestro, en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento.

LAS DIFERENTES FECHAS EN AMÉRICA LATINA

La fecha de la celebración varía en América Latina. En argentina y Chile, es el 11 de septiembre, el 6 de junio en Bolivia, el 13 de octubre en Brasil, el 15 de mayo en Colombia (igual que en México), el 22 de noviembre en Costa Rica, el 22 de diciembre en Cuba, el 13 de abril en Ecuador, el 22 de junio en El Salvador, el 25 de junio en Guatemala, el 17 de septiembre en Honduras, el 29 de junio en Nicaragua, el 1 de diciembre en Panamá, el 6 de julio en Perú, el 30 de abril en Paraguay, el 22 de septiembre en Uruguay y el 15 de enero en Venezuela.

TODOS COLUDOS

Una consecuencia adicional de la distorsionada cultura política que se tiene en amplios sectores de la sociedad mexicana, es la ausencia de una evaluación o balance sistemático de la gestión gubernamental en todos sus niveles.

Las acciones y omisiones de los gobernantes, por lo general, comienzan a ser valoradas críticamente al final de un ejercicio o después que el funcionario ha dejado el poder. Además, la crítica se mueve en los extremos, con el signo del momento político y su contraparte.

En realidad lo que priva, tanto en adhesiones como en rechazos, en avales como en críticas,  es la cuenta terrenal.

Pese a las evidencias, los profesionales de ese ejercicio y sus epígonos, muchos en los medios, hacen como que no ven ni oyen.

QUE ESTÁN EN EL PARAÍSO

Como se informó en “La Jornada” (22/04/22) gracias  a “los beneficios tributarios plasmados en la ley, sumados a las ingenierías fiscales por medio de las que se buscan recovecos en la norma para reducir el pago de contribuciones”, las empresas del sector minero en México pagan de impuestos “una cuarta parte de lo que entrega una persona física y casi la mitad que el promedio de asalariados en el país”, recibiendo incluso “subsidios multimillonarios del fisco a través de devoluciones”.

Con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), se revela que, entre 2016 y 2019, esas empresas mineras (en su gran mayoría extranjeras) tuvieron “una tasa efectiva de impuesto sobre la renta (ISR) por debajo de 7 por ciento”, pero pagaron “sólo el 1 o 2 por ciento, siendo que en el país las personas morales –empresas y asociaciones– deben gravarse con 30 por ciento”.

Así estás las cosas con los ofensivos privilegios que los gobiernos prianistas otorgaron a la gran empresa nacional y extranjera.

De seguro, los flamantes diputados del Prianrredé votarían en contra de cualquier control al respecto. 

EN EL TINTERO

-La “mala percepción” de las “autoridades”, de la que habla el titular de la SPP Sinaloa, está del todo justificada. Gendarmerías de todo tipo, fiscalías y juzgados, siguen siendo una cueva en este municipio, estado y país. 

-Que se va de paseo tal o cual alcalde con cargo al erario, que contrata sin licitar y más ¿Acaso alguien piensa que esos puestos sirven para otra cosa?

-En efecto, pasada una semana del acuerdo entre el gobierno federal y la iniciativa privada para salir al paso del muchas veces injustificado aumento de precios, los 24 productos de la canasta básica considerados en el acuerdo siguen igual de caros o más caros. Como ya lo hemos dicho, si la intención es veraz, no hay de otra que el control de precios.

-Los “medios”, buscando el “rating”, promoviendo la frivolidad, el mitote vulgar, la tontería, la admiración del dinero y la veleidad. Luego, a darle vuelo al drama. (cano.1979@live.com).