VACUNA ANTICOVID

¿Por qué me duele el brazo donde me aplicaron la vacuna contra el COVID-19? Esto dicen los expertos

Seguramente cuando te aplicaron la vacuna contra el coronavirus presentaste diferentes síntomas entre ellos; dolor de brazo, mira el porqué

COVID-19.¿Por qué me duele el brazo donde me aplicaron la vacuna? Esto dicen los expertosCréditos: Archivo Línea Directa
Escrito en MÉXICO el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

México.– Desde que comenzó la vacunación contra el COVID-19 , las personas han presentado diferentes síntomas entre ellos el dolor de brazo en el que recibieron la vacuna y algunas personas se han preguntado “¿Por qué me duele el brazo?”.

Es importante mencionar que este efecto secundario no solamente se presenta con la vacuna contra el SARS-CoV-2, sino con casi todas las vacunas; y ha habido personas que aseguran que han sentido más el dolor de brazo con otras que con la del COVID.

De acuerdo con la investigadora de la Faculta de Medicina de la Universidad de Washington en Seattle, Deborah Fuller, el dolor que se siente en el brazo después de haber recibido la vacuna e incluso hasta el sarpullido que muchas personas han presentado son respuestas normales del cuerpo ante la inyección de sustancias ajenas al organismo.

“El principal motivo por el cual es probable sentir dolor luego de vacunarse, es porque el cuerpo reacciona con alguna inflamación en el lugar de la aplicación, lo cual es señal de que el cuerpo está comenzando a producir defensas.”, comentó Deborah.

Además la doctora dio a conocer que las vacunas contra el coronavirus suelen provocar dolor en los pacientes que las reciben, pero los perfiles después de la inmunización varían de acuerdo con los datos de los CDC.

“Las vacunas que presentaron índices más altos de dolor en el brazo son Pfizer y Moderna, y se debe a la tecnología que utilizan para su elaboración (ARN)”, señaló Fuller.

Los resultados de la investigación arrojaron que no todas las personas sufren los mismos efectos secundarios, por lo que cada una reacciona distinto y eso se debe a que algunas pueden llegar a sentir dolor y otras no, sin embargo, eso no tiene nada que ver con la efectividad de las vacunas, sino que cada cuerpo es distinto.