Al momento

Entretenimiento

Este miércoles El elíxir de Amor, con el Taller de Opera de Sinaloa?

La cita es en el Teatro Socorro Astol a las 19:30 horas del 29 de mayo con entrada libre

Línea Directa | La información al momento
Línea Directa | La información al momento

Culiacán.- El Taller de Ópera de Sinaloa del Instituto Sinaloense de Cultura se presenta este miércoles 29 de mayo a las 19.30 horas en el Teatro Socorro Astol, con el montaje de la ópera El elíxir de amor, de Gaetano Donizetti, bajo la dirección del maestro Alejandro Miyaki, y acompañamiento al piano de las maestras Zlatina Valkova y Laura Hauer.

Participan en este montaje: Rosa Dávila y Vianey Lagarda como Adina; Ángel Galindo, Jorge Martínez, Miguel Holguín, Ulises González  y Alonso Sicairos se turnan como Nemorino; Eduardo Martínez y Humberto Barrón harán el papel de Belcore; Salvador Rivas será el bribón Dulcamara, y Marcela Tostado y Karen Maldonado darán vida a Gianetta. La dirección escénica está a cargo de Marcela Beltrán.

El Taller de Ópera está integrado por las sopranos Carla Portillo, Karen Maldonado, Laura Leyva, Lucía Beltrán, Marcela Tostado, Rosa Dávila y Vianey Lagarda. Por las mezzosopranos Angélica Mata, Isis Torres y Verónica Domínguez; por los tenores Alonso Sicairos, Ángel Galindo, Jorge Martínez, Ulises González, Mario Benítez y  Miguel Holguín; por los barítonos Eduardo Martínez y Humberto Barrón y por el bajo Oziel Herrera.

El elíxir de amor (título original en italiano, L’elisir d’amore) es una ópera cómica en dos actos con música de Gaetano Donizetti y libreto en italiano de Felice Romani, basado en el libreto Le philtre (1831) de Eugène Scribe para la ópera de Daniel-François Auber. El elíxir de amor es una de las óperas más frecuentemente interpretadas de todas las de Donizetti y hay buen número de grabaciones. El aria musical más conocido de la ópera es Una furtiva lágrima.

En la obra encontramos la superficialidad y la frivolidad de Adina, el descaro y la vulgaridad del sargento Belcore; en el vendedor charlatán Dulcamara -arquetipo del embaucador que va de pueblo en pueblo- encontramos la astucia, el aprovechamiento y la mala fe ocultos tras una gran simpatía. El elixir de amor sería un muestrario de vicios y defectos, si no fuese por la presencia de Nemorino, el campesino sencillo e ingenuo, capaz de vivir los grandes sentimientos que otros desconocen. Nemorino, simplemente, ama.

Fuente: Internet

Liz Douret

Lic. en Ciencias de de Comunicación y Editora de contenidos con experiencia en medios de comunicación digitales.

Ver más

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.