Al momento

Salud

Remedios caseros y naturales para el dolor de muelas

Aunque desde el ámbito médico hay diversos tratamientos con los cuales este mal se puede aminorar o eliminar totalmente, también hay remedios caseros y naturales que colaboran en ello

Internet | Más vale tomar en cuenta a qué recurrir en caso que llegue este dolor, pues resulta inesperado

México. ¡Nadie se escapa de un dolor de muelas!. Se trata de uno de los dolores más incómodos por la intensidad que representa. Y aunque desde el ámbito médico hay diversos tratamientos con los cuales este mal se puede aminorar, también hay diversos remedios caseros y naturales que colaboran en ello.

Más vale tomar en cuenta a qué recurrir en caso que llegue este dolor, pues resulta inesperado. Así que para ello, aquí te dejamos una lista de remedios caseros y naturales.

Sigue más información en nuestra sección Salud

  • Colocar hielo en la zona de la cara dolorida. Envuelto siempre en un paño para evitar quemarse. Ponerlo durante 15 minutos y repetir este proceso tres veces al día.
  • Hacer enjuagues con agua tibia y sal. Ayudará a combatir a los agentes que nos estén causando el dolor. Mantener el enjuague en la boca 30 segundos y podemos hacerlo cada hora.
  • El ajo y la cebolla, son antibióticos naturales. El ajo puede mezclarse  con sal y aplicarlo en la zona del dolor; colocar un trozo de cebolla en la zona de los dientes o encías para aliviar el dolor. Masticar ajo o cebolla diariamente nos ayuda a proteger nuestra boca de enfermedades dentales.
  • Aplicar agua oxigenada con un bastoncillo o algodón en la zona afectada, ya que tiene propiedades antibacterianas.
  • Realizar enjuagues con té negro o clavos de olor, que tienen efecto calmante.
  • Otra opción es aplicar directamente en la zona dolorida extractos de menta, vainilla o limón, para clamar el dolor.
  • Empapar un algodón con aceite de Tilo o vinagre de manzana y aplicarlo en la zona dolorida, pudiendo hacer gárgaras también, ya que tienen efecto calmante.
  • Existen también antisépticos y esperáis anestésicos que pueden ayudarnos a calmar la molestia, pero no curan ni se pueden usar muchos días.

Pero, cabe hacer mención que lo más importante es visitar antes que nada al dentista para conocer con determinación cuál es la procedencia del problema y cuales son sus posibles soluciones. Para enseguida determinar si se requiere una intervención médica.

Fuente: Línea Directa

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.