LLAMADO

Vacunas antiCOVID han sido factor para que los casos disminuyan o no sean de alto riesgo: Tapia

El cirujano pediatra Rodrigo Tapia Borgo, hizo un llamado a los papás a que no duden y lleven a vacunar a sus hijos

Créditos: Jesús Verdugo
Por
Escrito en SALUD el

Culiacán, Sin.- A pesar de que hayan tenido pocos o ningún síntoma, los niños pueden desarrollar algunas otras afecciones después de la infección causante del COVID-19, aunque pueden ser menores y desaparecer solas, mientras que otras son más graves y pueden necesitar tratamiento, señaló el cirujano pediatra, Rodrigo Tapia Borgo.

“Los pacientes que tienen riesgo de terminar con algún tipo de complicación, pues siguen siendo los mismos, la literatura internacional no ha cambiado, pacientes que tienen alguna comorbilidad, sobrepeso, principalmente, enfermedades, problemas urológicos, problemas nefrológicos, problemas pulmonares o del sistema nervioso central, son los niños que con mayor frecuencia terminan hospitalizados, en terapia intensiva o que tienen mortalidad”, indicó.

Marcha de la diversidad sexual es bienvenida en Mazatlán, pero llaman a cuidarse de contagios COVID-19

Precisó que si su hijo da positivo en la prueba de COVID-19, es necesario que acuda al pediatra para saber qué hacer si los síntomas persisten o en caso de presentar algunos nuevos.

“Por lo general el niño sigue cursando un cuadro de vía respiratoria alta, con o sin fiebre, la fiebre sigue siendo el dato clínico principal para preocuparnos, aquellos pacientes que llegan tercero, cuarto, máximo quinto día con temperaturas por arriba de 38, que por lo general son de difícil control, son los niños que pueden llegar a desarrollar algún tipo de complicación, y ese es el dato clínico que nosotros debemos de vigilar”, explicó.

Detalló que los niños de todas las edades pueden contagiarse con la enfermedad por coronavirus, y destacó algunos de los síntomas en los que incluso pudieran confundirse con una apendicitis.

“El paciente puede tener fiebre, dolor abdominal, lo que pasa es que el virus también da inflamación en los ganglios mesentéricos, no es el único virus que lo hace, hay bastantes virus que pueden llegar a provocar un dolor abdominal muy parecido a la apendicitis, eso ya lo aprendimos, nos costó, entonces ya ahorita ya sabemos que si el paciente presenta datos de dolor abdominal, fiebre, ya tenemos en mente que puede ser este virus y lo buscamos intencionadamente”, mencionó.

Indicó que en la actualidad las edades en donde ha habido un mayor repunte en la consulta a causa del coronavirus, es en los menores de 5 años, pero no han sido casos graves.

“Menores de cinco años, sí está muy puntual, están llegando de todas las edades, pero principalmente los que no tienen ninguna dosis de vacuna, de kínder, primaria, los adolescentes sí llegan pero en menor cantidad, y nosotros, los cuadros respiratorios, cuadros febriles, y cuadros gastroenterológicos de diarrea o vómito, debemos de sospechar, como estamos en la quinta oleada, otra vez casi todo es COVID hasta no demostrar lo contrario”, dijo.

El cirujano pediatra Rodrigo Tapia Borgo, añadió que las vacunas contra el COVID-19, han sido un factor importante para que los casos disminuyan o no sean de alto riesgo, por lo que llamó a los padres de familia a continuar con la vacunación de sus hijos.