Al momento

Trocitos de poder

Una vez publicada la convocatoria que rige el proceso para la designación de síndicos y comisarios municipales, está abierto el periodo para el registro de los...

Línea Directa | La información al momento
Línea Directa | La información al momento

Una vez publicada la convocatoria que rige el proceso para la designación de síndicos y comisarios municipales, está abierto el periodo para el registro de los aspirantes en Guasave. Son las reglas para el reparto de trocitos de poder, pero poder al fin.

Se trata de la figura del plebiscito, que excluye el involucramiento directo de los partidos políticos en todo el proceso, prohíbe a funcionarios hacer proselitismo a favor de alguno de los aspirantes, y a las autoridades municipales intervenir más allá de lo estrictamente establecido en la organización del mismo.

Ninguno de estos puntos se ha cumplido a cabalidad en el pasado, y es muy difícil que se haga ahora, pese a que se tiene a un gobierno municipal diferente, encabezado por la izquierda que siempre ha sido víctima de todo tipo de trampas en elecciones formales y de plebiscitos como el que está en marcha.

Aunque no se trata de una elección formal, los partidos políticos nunca se han mantenido al margen de éstos, ninguno, cualquiera que sea su autoubicación en el espectro ideológico, de izquierda, centro o derecha. Lo mismo lo han hecho el PRI que el PAN y el PRD. También más recientemente el PAS. Y ya lo están haciendo de nuevo.

Tampoco se esconden para hacerlo, aunque se abstienen de usar las siglas del partido, utilizan los colores y la estructura que han ido formando en toda la geografía del municipio. Los propios líderes de los partidos lo gritan a los cuatro vientos. Las acusaciones de violentar las reglas entre autoridades municipales y partidos se cruzan, van y vienen.

En la convocatoria se apunta contundentemente que los servidores públicos no podrán meterse para respaldar a tal o cual candidato a síndico o comisario. Pero en los hechos lo han venido haciendo desde hace varias semanas, y lo seguirán haciendo durante los días que faltan.

Se han formado grupos al interior del gobierno municipal que han hecho trabajo sucio para presionar a aspirantes a fin de que no participen, e incluso para desacreditarlos. Ahí están metidos desde funcionarios públicos y asesores del Ayuntamiento hasta regidores.

Falta que logren sus propósitos y que la forma en que actúen se apegue lo más posible a la civilidad, sin llegar a las amenazas o a la fuerza.

Al final de cuentas, cuando se haga el balance de pérdidas y ganancias, habrá reparto de triunfos y derrotas por partidos políticos. Por los que son afines al gobierno municipal y por los que no.

Faltaría en todo esto un fuerte manotazo a la mesa de la alcaldesa, Aurelia Leal López, para llamar a los miembros de su equipo a un comportamiento apegado a la normatividad, lo que tendría un gran valor partiendo de alguien que representa a una fuerza política que tantas veces ha sido víctimas de este tipo de infamias. Pero eso implicaría por otra parte dar ventajas a los contrarios, cuando ese no ha sido el trato que de ellos han recibido en el pasado.

Hay otra cosa que se tiene que reconocer. Hay ciudadanos y ciudadanas que han mostrado interés en participar con el auténtico objetivo de servir a la comunidad, y que si bien están identificados con los colores de algún partido político, no hacen alarde de esto. Son los menos.

Y hay que decir también que no serán tiempos de bonanza para los síndicos y comisarios, que incluso su remuneración estaría en riesgo, además de otras prerrogativas ganadas a golpe de usos y costumbres, no necesariamente lícitas y transparentes.

Finalmente estas 12 sindicaturas y 47 comisarías son pedacitos de poder, pequeños si se quiere, pero que finalmente pueden llevar a cumplir con los deseos de servir o bien servir para satisfacer los deseos de poder.

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.