Al momento

Penoso asunto en la Jumapag

Si, como lo dijo hoy la presidenta municipal, Aurelia Leal, Socorro Castro Gálvez, el gerente general de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de...

Línea Directa | La información al momento
Línea Directa | La información al momento

Si, como lo dijo hoy la presidenta municipal, Aurelia Leal, Socorro Castro Gálvez, el gerente general de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guasave (Jumapag), no tiene la capacidad para enfrentar los problemas laborales que afectan a la paramunicipal, y que por eso es ella quien ha tenido que intervenir directamente dando la cara y negociando, lo más honesto es que proponga de inmediato al Consejo de Administración su urgente remoción.

Por lo que dice la alcaldesa, Castro Gálvez, quien tiene una imagen de empresario exitoso y solidario con causas nobles, como Cruz Rojo, de cuyo patronato municipal es presidente, y otros organismos, no tiene la capacidad para estar al frente de la paramunicipal.

Deshonesto es, entonces, de parte de un gobernante, sostener en un cargo relevante a una persona cuya capacidad es cuestionada, no le convence y ante ello debe intervenir con frecuencia para hacer lo que a aquél le correspondería.

Ayer un grupo de jubilados y trabajadores en activo de la Jumapag se pusieron en huelga de hambre en protesta por adeudos y supuestos malos tratos del gerente general.

Podrá ser cuestionable o no la medida, justas o no sus demandas, pero les asiste todo el derecho a hacerlo.

Aurelia Leal habló sobre esto en los siguientes términos: “El gerente es el que debe enfrentar esta situación, sin embargo, no ha logrado unificar criterios y acciones, hasta ahorita quien ha venido dando la cara y ha venido negociando con ellos he sido yo, y he venido parando acciones”.

No se debe sostener en el cargo a alguien en el que no se confía y, peor aún, por el que la presidenta municipal dice que tiene que realizar el trabajo que a éste le correspondería hacer.

Ni tan siquiera es necesario que se le organice una huelga de hambre en su contra. Aurelia Leal tiene las atribuciones de mando para hacer la propuesta al consejo de administración para que se sustituya al gerente, en vez de seguir exhibiéndose de la forma en que lo viene haciendo. Y seguramente tendría el control de los miembros y la mayoría para su remoción.

¿Porqué no lo hace entonces, en vez de andar diciendo aquí y allá que Socorro Castro no tiene la capacidad para enfrentar los problemas de la Jumapag? Estar cuestionando su capacidad y sosteniéndolo en el cargo es desgastante para la alcaldesa y denigrante para un hombre que goza de un alto reconocimiento social como empresario y filantrópico.

Cierto que Jumapag no es una empresa privada, pero hay criterios administrativos igualmente aplicables en la empresa pública. Si un ejecutivo de una empresa particular no responde a las expectativas, pese a que traiga con él un extraordinario currículum, de inmediato se va.

Además, con este tipo de descalificaciones de la presidenta hacia un funcionario, lo más sensato es que se dé por terminada la relación. Que se vaya, porque la presidenta no le tiene la confianza necesaria ni él cuenta entonces con la fuerza política necesaria para tomar decisiones, y más cuando se requiere que éstas sean enérgicas, como es el caso de la Jumapag.

Es lamentable, es penoso, pero es lo que está pasando.

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.