Lo necesario (y lo que no)

Hemos afirmado que, aceptando sin conceder, la Ley de Acceso a la Información se justificaría por las graves deficiencias que han venido prevaleciendo en el manejo...

Internet |

Hemos afirmado que, aceptando sin conceder, la Ley de Acceso a la Información se justificaría por las graves deficiencias que han venido prevaleciendo en el manejo de la información pública oficial; también, que en un marco de civilidad no sería necesaria.

En efecto, si los funcionarios de todo tipo y nivel que manejan recursos públicos cumplieran con su obligación elemental de proporcionar la información a quién lo solicite, en apego a la Constitución General de la República, no sería indispensable una reglamentación adicional, como la Ley de Acceso.

Con el nuevo gobierno, federal y estatal, la tendencia es precisamente a combatir las resistencias de funcionarios del viejo cuño y algo se ha avanzado al respecto.

Son trabas de muchos años que no se pueden erradicar de un día a otro, pero el esfuerzo se está haciendo.

OCULTAR “INFORMANDO”

Justo es reconocer que todavía, con todo y ley, esas prácticas no son superadas en la debida dimensión y en algunos casos tienden a imponerse; se buscan subterfugios y de las llevadas y traídas “reservas” informativas se puede hacer verdadera muralla para que no se sepa lo que debe saberse.

No es la generalidad, es cierto, pero sigue habiendo muchos casos de ese tipo.

A nadie escapa que hay maneras de ocultar incluso informando, lo vemos casi a diario; que existen estrategias y capacidad para maquillar y manipular datos que pueden resultar espinosos para las dependencias.

Por lo mismo, las exigencias de claridad, de absoluta transparencia, son hoy el recurso necesario para que la ciudadanía, en estricto, defienda su derecho a ser informada con veracidad.

LAS PRIORIDADES

Ahora bien, en las controversias que están aflorando sobre el estatuto de secrecía y reservas, que obliga al análisis de las diversas interpretaciones de la ley, también se están expresando las prioridades informativas de los medios.

Y lo que es relevante para unos no lo es para otros. También es claro que las prioridades de los medios pueden no ser las del conjunto de la sociedad, sino las del negocio privado.

De hecho, y al igual que los demás espacios sociales, los medios suelen expresar una parte de lo colectivo, cuando debieran responder a una función de orden general.

El reconocimiento de esas realidades es lo que, precisamente, en algo justifica que la Comisión de Acceso a la Información sea, a lo sumo, una instancia orientadora y promotora de la gestión ciudadana.

Sin embargo, para eso no se necesita un oneroso aparato, de muy relativa utilidad, como se ha visto hasta ahora.

LA BÚSQUEDA FRACASADA

No hace mucho, la que fuera impensada “alianza opositora” (el Prianrredé) esbozó con marcada timidez una idea “alternativa” al partido Morena: una tercera vía entre el neoliberalismo y el populismo.

Desde luego, ni idea tenían los pastores de la penosa trilogía de lo que estaban proponiendo, no podían aclarar en qué consistía y mucho menos cómo le harían, en el remoto caso de que regresaran al poder.

Luego, al ir juntos y revueltos a las campañas, buscaron la manera de conciliar posiciones que antes presentaban como irreconciliables; de justificar una alianza a todas luces estrambótica, moralmente descalificada.

Ya no buscan, en realidad, se concretan a pagar campañas y tratar de engañar una vez más.

EN EL TINTERO

-Una filial en México de la multinacional española Iberdrola fue multada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) con 9 mil 145 millones de pesos. Vendió energía a otras empresas mientras su permiso sólo le permitía el autoabastecimiento.

-Desde luego, buena parte de los medios inconformes al perder sus privilegios están defendiendo a la leonina empresa española.

-Como se veía venir, Morena ganó cuatro de seis gubernaturas. La alianza estrambótica se quedó con dos.

-Desde luego, “quinta ola”, sexta, séptima, octava, novena, décima… y le seguirán hasta que los gananciosos de la medicina, farmacéuticas, clínicas, médicos y demás, decidan.

-¿Cumbre “de las Américas”? ¿Es chiste?  -Y no va AMLO pero va Ebrard). Veremos a qué. ([email protected]).

Fuente: Internet

Jorge Guillermo Cano

Columnista

Escritor y periodista, Dr. En Ciencias Sociales. Se inició en La Voz de Sinaloa, en 1969.

Ver más

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.