Al momento

Electorado cambiante

En la recta final de las definiciones de las candidaturas en juego por los diferentes partidos y alianzas, falta aún por ver algunos ajustes y desprendimientos...

Línea Directa | La información al momento
La información al momento | Línea Directa

En la recta final de las definiciones de las candidaturas en juego por los diferentes partidos y alianzas, falta aún por ver algunos ajustes y desprendimientos por inconformidades en las asignaciones.

Los dos principales partidos, Morena y el PRI, lo han padecido ya, aunque parece que van superándolo cuando menos en parte y sin descartar que se registren nuevos brotes de rebeldía. Morena dentro de su proceso para designar a su candidato a gobernador, con la postura asumida por el alcalde de Mazatlán, y el PRI antes con la renuncia de Sergio Félix para ser candidato de otro partido, y sus posteriores ataques a sus ex correligionarios.

En la medida en que ambos partidos y sus aliados logren superar esos conflictos internos, serán las sus posibilidades de éxito.  

Una comparación de los resultados electorales en las elecciones locales de 2016 y 2018 arroja el extraordinario crecimiento de Morena de un proceso a otro, pero también que las diferencias, pese a la ola generada por López Obrador, no fueron tan desproporcionadas en 2018.

El que se haya disparado la votación para Morena de un proceso a otro muestra un comportamiento interesante del electorado: No tiene un compromiso de fidelidad con partido alguno. Si Morena, por ejemplo, en el estado logró en 2016 alrededor de 40 mil votos y dos años después más de 400 mil, no hay motivos para que no pueda suceder a la inversa, y eso es lo que deben cuidar los morenistas.

El PRI de 2016 a 2018 prácticamente mantuvo la votación. De 428 mil sufragios que logró para la gubernatura en 2016, se sostuvo en poco más de 400 mil en 2018 en el conteo por las alcaldías.

Es cierto que el PRI perdió en 2018 la mayoría en el Congreso del Estado y las principales alcaldías (Ahome, Guasave. Culiacán y Mazatlán), pero las estadísticas oficiales arrojan que en el conteo global para los ayuntamientos la diferencia, de partido a partido, fue apenas de 3 puntos porcentuales, algo así como 39 mil votos.

Todos los detalles desde las posiciones electorales que se ocupan cuentan. Lo que hagan y digan los alcaldes, lo que aprueben o desaprueben sus diputados y las posturas que fijen en torno a cada problema.

El ejercicio del poder desgasta al gobernante y al partido que lo postuló, pero ninguna de las dos principales fuerzas electorales tiene nada seguro.

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.