Eldorado y Juan José Ríos

El pasado domingo se efectuó la consulta popular organizada por el Congreso del Estado en Eldorado, en la que la pretensión era que la mayor cantidad de habitantes mayores de edad de esa sindicatura de Culiacán manifestaran si estaban de acuerdo o no con la creación en su jurisdicción del municipio 19 de Sinaloa.

Fue una pobre participación en la que 7 mil 492 habitantes acudieron a emitir su opinión, de los cuales, como era de esperarse, 7 mil 402 se manifestaron por la opción separatista. Lamentable que solo el 27 porciento de los posibles participantes lo hicieran, lo que puede interpretarse como que al resto no le interesa el asunto o está muy contento con la situación actual.

La próxima consulta será el 15 de marzo en Juan José Ríos, donde al igual que en Eldorado desde hace décadas buscan convertirse en municipio, y seguramente la opción separatista dominará mayoritariamente.

Hace más de 50 años que vecinos de esa sindicatura de Guasave empezaron a exponer sus afanes separatistas. Los motivos, los mismos que exponen ahora: la desatención del municipio en la prestación de los servicios públicos. Eso es innegable, y así ha sido por décadas.

Sin embargo no se puede evadir un serio asunto que genera una especie de círculo vicioso, donde el gobierno municipal en turno dice que no recauda lo suficiente en la sindicatura para mejorar los servicios, y los habitantes no pagan porque consideran de mala calidad los servicios que reciben.

Basta solo un ejemplo como botón de muestra: Los usuarios y fincatenientes de Juan José Ríos adeudan a Jumapag 60 millones por concepto de agua potable, y 70 millones de pesos a Tesorería por Impuesto Predial Urbano.

De ese tamaño el compromiso que se tendría que hacer de parte de la sindicatura para hacer financieramente viable la municipalización.

Están los habitantes de ambas sindicaturas en todo su derecho de promover la municipalización, y el Congreso del Estado muestra disposición por organizar estos ejercicios democráticos, con todos sus asegunes.

Pero una decisión como ésta de crear más municipios en Sinaloa no puede estar sujeta exclusivamente a la opinión de los habitantes expresada en una consulta. Se requieren de estudios especializados que arrojen más información sobre la viabilidad financiera, demográfica, geográfica y política del proyecto.

Los siguientes pasos que tienen que pasar para alcanzar el objetivo es la mayoría calificada en el Congreso del Estado y de los 18 ayuntamientos. Y ambos son obstáculos difíciles de superar.

Esperemos que se tome la mejor decisión.

Comentarios