Al momento

“El Zurdo” no es peleador elite

¿Cómo deberíamos calificar la actuación del “Zurdo” Ramírez el sábado pasado ante Dmitry Bivol? ¿Decepcionante? ¿Vergonzosa? ¿Fraudulenta?… Díganme cómo, porque ¡tal vez reúna todos esos adjetivos!...

Luis Alfonso Félix
Internet | Luis Alfonso Félix Columnista deportivo Línea Directa

¿Cómo deberíamos calificar la actuación del “Zurdo” Ramírez el sábado pasado ante Dmitry Bivol? ¿Decepcionante? ¿Vergonzosa? ¿Fraudulenta?… Díganme cómo, porque ¡tal vez reúna todos esos adjetivos!

El sinaloense ilusionó a millones de mexicanos, principalmente a sinaloenses, en una oportunidad que reunía todos los elementos para dar ese golpe de autoridad que necesitaba para redituarle el reconocimiento como uno de los mejores pugilistas del momento.

Pero no fue así. Pese a su mejor estatura, alcance y tonelaje, el mazatleco realizó la peor actuación de sus 45 combates previos con el sello de una marca inmaculada, convirtiéndose en un dócil adversario de Bivol, quien le metió las manos a placer sin tener mucha respuesta del mexicano.

La decepción generalizada por tan horrible combate, lo puso en su lugar y entendió que todavía no está para ser considerado entre la elite del pugilismo mundial. Ramírez pregonó mucho que le arrebataría el campeonato mundial semicompleto de la Asociación Mundial de Boxeo, a un Bivol que venía de darle también una cátedra de boxeo al “Canelo” Álvarez. Sin embargo, cuando menos para un servidor, ha sido la pelea más fácil en la carrera de Dmitry.

Gilberto enseñó no tener los recursos suficientes para descifrar el estilo y la rapidez de Dmitry. Peleó con una sola mano y un golpe, el jab de derecha. Se le olvidó que tenía una mano izquierda y que como retador debió haber presionado y buscar golpearlo.

Su largo de brazos, estatura y el impresionante número de nocauts, provocó que quienes no lo conocían, creyeran en él. Desde el primer campanazo y hasta el tercer episodio, la pelea estuvo un tanto pareja. Después de esos episodios, Bivol se adueñó del cuadrilátero, del combate y de casi todos los aficionados que pagaron un boleto para ver una pelea que no respondió a las expectativas.

Nunca conectó un golpe sólido a la humanidad del todavía campeón, y en cambio se llevó al menos tres que lo pusieron en malas condiciones. Lo único bueno para Ramírez fue que cobró la bolsa más grande su carrera, cerca de un millón de dólares gracias al porcentaje que recibió del Pago Por Evento, porque su sueldo original era de 350 mil dólares, una paupérrima cifra para alguien con ese récord de 45-0 y 30 nocauts.

Y si en algún momento pensó que podría enfrentar al “Canelo” Álvarez, creo que por el momento o en buen tiempo a nadie le interesará ese duelo, a menos que acepte todas las condiciones del tapatío, en un contrato que incluya asumir el papel de víctima.

Fuente: Internet

Luis Alfonso Félix

Columnista

Periodista deportivo con una trayectoria de 47 años. Jefe de Comunicación Social del PIDS del 2009 al 2017, actualmente columnista de RSN. -Es anotador oficial de Tomateros de Culiacán de 1987 a la fecha y miembro del Salón de la Fama del Deporte en Culiacán.

Ver más

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.