El caso del Campo Uno

Ya son varios los años que han pasado y en los cuales los beisbolistas del ejido Francisco Villa, conocido como el Campo 1, han levantado su voz con el único fin de mantener su estadio de beisbol. El problema últimamente se ha agudizado y a como se ve, las autoridades ejidales han incrementado su batería con el fin de vender ese parque de pelota en el cual han surgido muchos hombres de bien dentro de nuestra sociedad. Es muy común en las comunidades ejidales ver por el bien de los ejidatarios quienes son los únicos que pueden levantar su mano y recibir alguna cantidad por el terreno donde su ubica dicho parque de pelota y que data desde hace ya muchos calendarios. Los ejidatarios son los únicos autorizados para vender ese terreno, pero da el caso que en el ejido Francisco Villa según se ve ha habido labor de convencimiento entre las autoridades ejidales para poder vender dicho terreno….Las autoridades ejidales simple y sencillamente han hecho oídos sordos a las peticiones de los beisbolistas que quieren mantener ese pedazo de terreno donde se encuentra ese parque que como mencionamos ha hecho historia. 

PARTICIPACIONES. A lo largo de los años, son cientos de jugadores que han surgido, algunos de los llamados prospectos y otros más que han hecho de ese lugarcito, su espacio donde todas las tardes se presentan a entrenar, ese pedazo de tierra que ha dado a la sociedad a muchos hombres de bien, aquellos jóvenes que gustan de practicar su deporte favorito haciendo a un lado los vicios y dedicarse de lleno al deporte. El ejido Francisco Villa si no andamos equivocados, ha sido de los pocos que ha participado casi en todas las ligas locales, y no precisamente con un solo equipo, ha habido circuitos donde han participado con dos o tres equipos, es tanta la participación de los jóvenes que hay necesidad de armar dos equipos dentro del mismo ejido….Pero esas voces que se levantan hoy en día, han sido hechas a un lado por las autoridades ejidales. Si bien es cierto, sabemos que en esta época que atravesamos, son un sinfín de problemas económicos  los que atraviesa nuestra sociedad, pero podemos decir que se puede salir adelante sin dañar a nuestra juventud.  

PROBLEMA.  Desafortunadamente, este viene a ser un problema social y lo único que se puede ver aquí, es que las autoridades municipales hagan labor de convencimiento o bien llegar a algunos acuerdos para que ese estadio se mantenga. Se dice que el municipio puede llegar al extremo de expropiar pero primero es lo primero. En días pasados el director del Deporte Felipe Juárez se apersonó en el Campo uno debido a una invitación de los beisbolistas e incluso de las autoridades ejidales donde según se dijo se entablaría el dialogo, el director del IMDA ipso facto llega al ejido donde ya lo esperaban los beisbolistas y algunos ejidatarios, aquellos que no están de acuerdo, pero la sorpresa fue que dicha reunión con las autoridades ejidales fue cancelada así nomas, no hubo un pronunciamiento oficial sobre la suspensión de la reunión, simplemente un cartelón anunciando que no se llevaría a cabo….Algunos ejidatarios dicen que la Comisariada se deja llevar por el canto de las sirenas, no se habla de una cantidad exacta del costo del terreno, pero los cantos que salen a relucir son entre 60 y 70 mil pesos por ejidatario y según la lista es de alrededor de 81 ejidatarios y para que dicho terreno pase a la historia tiene que ser la aprobación del más de 50 por ciento. 

CIERRE. Las protestas son muchas y cunde ya la desesperación entre los habitantes del ejido y más de los beisbolistas y algunos ejidatarios, no puede ser como dicen mucho, que los jóvenes nativos tengan que brincar la barda para poder llevar a cabo sus entrenamientos ya que la orden fue el cierre “debido al vandalismo” que es el principal argumento de la comisariada ejidal, la verdad no vemos que tipo de argumentos puede sacar a relucir esta persona y se manifiesta que detrás de ella existen otras personas. Quizá pueda sacar a relucir el tema económico sin importarle el desarrollo de la juventud del campo uno. Pero repetimos, el problema es grande y aquí es donde las autoridades municipales tendrán que entrar al quite, al decir de Felipe Juárez, el alcalde está en la mejor disposición de entablar el dialogo en apoyo de los jóvenes deportistas y algo se tendrá que hacer para que este estadio se mantenga y siga siendo escenario para el desarrollo de nuestra juventud. El no querer entablar el dialogo es pensar que para las autoridades del ejido no les interesa el desarrollo de los jóvenes y aquí da a pensar que los intereses económicos son grandes. 

HISTORIA. Como mencionamos, hablar de una cantidad exacta de beisbolistas que han surgido y atrevernos a ser muy osados, lo que si es que son cientos y cientos los que han surgido, algunos para la pelota profesional, pero en su mayoría han surgido a la sociedad como hombres de bien. Recordamos aquel llano cuando en nuestros inicios dentro de la crónica deportiva, nos tocó narrar a lado de Octavio Ibarra una serie entre los Electricistas e Higuera de Zaragoza, fue exactamente en 1985 cuando era un llano solo con una malla protectora detrás de home y una casita de madera que era la “cabina de transmisiones”, dicho estadio no tenía el nombre y era la casa oficial de aquellos recordados electricistas….La modernidad empezó a llegar, se vino la construcción del graderío y las bardas colocándole el nombre de José Olavo Salcido, después se instituyo como Ernesto Soto hasta la fecha…..Este estadio jamás ha estado inactivo, ha sido escenario de muchas batallas del rol regular, play off y series finales. Hoy por capricho de una sola persona o quien sabe a quién tendrá en sus espaldas, pero es criminal lo que se hace, coartar los derechos de los beisbolistas. 

MODERNIDAD. La modernidad ha venido quitándole los espacios deportivos a nuestra ciudad, el más reciente fue la desaparición del estadio Nicolás Castro Luna, el cual fue un espacio de muchas batallas, el problema del Ingenio Azucarero obligo al Sindicato a buscarle venta, digamos que es algo similar como el que se vive en el Francisco Villa, un ejido que ya lo arropó la zona urbana y cuyos fraccionadores ven cualquier posibilidad de continuar con su desarrollo….Y ojo, se dice que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”…..No se ha dicho nada, pero existen dos campos más propiedades del núcleo ejidal, pero ya la modernidad los arropa, nos referimos a los parques del Ejido México y Benito Juárez que también son propiedad de  los ejidatarios pero ya estando dentro de la ciudad…..GBDTN 

Comentarios