El adiós de Omar Bravo

El futbolista sinaloense Omar Bravo anunció el pasado fin de semana a través de un video, que ésta mañana de lunes estará realizando una transmisión en vivo, pues tiene mucho que agradecer a todas las personas y organizaciones que han sido parte de su vida como profesional del balompié.

Aunque Omar no especificó los motivos en el video compartido en su cuenta de Instagram, el mensaje de un muy probable retiro se expandió a través de los diversos medios de comunicación nacionales e internacionales; incluso, se dedicaron espacios importantes para especiales, como lo fue el de Televisa Deportes, con una exclusiva donde el destacado deportista se dice agradecido y feliz por lo logrado a lo largo de 17 años de carrera como profesional.

Digno es mencionar algunos de los mejores pasajes de su historia futbolística, destacando su llegada a Chivas, -donde a la postre se convertiría en histórico, al lograr anotar 160 goles en sus tres etapas con el Club rojiblanco-, el vivir la Copa Mundial de Alemania 2006, donde anotó en par de ocasiones, sin dejar de lado la participación en Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004, Copa América 2007 y Copas Oro.

Hablar de Omar Bravo es hablar de un referente del futbol ahomense, de la garra sinaloense, de no dejarse vencer y luchar a contra corriente; además de su paso por Chivas, vio acción con Tigres, Cruz Azul y Atlas –lo que, acepta, lo llevó a sentir miedo, debido a la gran rivalidad de los representativos jaliscienses y el consabido sabor a traición que dejaba en las barras rojiblancas-.

Bravo Tordecillas ‘se la jugó’ y buscó el éxito en Europa, viendo acción con Deportivo La Coruña, y aunque las cosas no salieron como se hubiese deseado, lo cierto es que su paso por éste Club le dejó grandes enseñanzas para su continuidad en el futbol, al grado que menciona que de no haber tomado el riesgo, no habría podido mantenerse tanto tiempo en el profesionalismo. Posteriormente llegó para el mochitense la oportunidad de jugar para el Sporting Kansas City, Carolina Railhawks y Phoenix Rising FC.

Cabe precisar que hace un par de años sonó fuerte la posibilidad de que este talento ahomense regresara a su tierra y tuviera participación con Dorados de Sinaloa y hasta con Murciélagos FC; sin embargo, él mismo declaró que no podría jugar en esos Clubes debido a que su pequeño hijo presentaba un problema de salud que le obligaba a permanecer en Estados Unidos, debido al tratamiento y atenciones que en aquél momento requería.

El adiós de Omar Bravo duele a la afición mexicana, pues deja un hueco difícil de llenar en el futbol mexicano, pero a su vez se aplaude fuerte el gran legado de éste jugador histórico que quedará para siempre plasmado en letras de oro no solo en Chivas, sino en el balompié azteca. Desde ésta trinchera van toda la buena vibra y los mejores deseos de crecimiento para Omar y su familia, agradeciendo su entrega y el amor a su carrera. Indudablemente se le extrañará… Éxito siempre, Omar Bravo!!

Comentarios

id ut eget vulputate, mattis porta. nec elit. dictum risus