Al momento

Ahome, despidos y mensajes

En Ahome la licencia solicitada por la síndica procuradora desató un verdadero escándalo que desnuda los instintos vengativos de los protagonistas. Quien fue designada por el...

Línea Directa | La información al momento
La información al momento | Línea Directa

En Ahome la licencia solicitada por la síndica procuradora desató un verdadero escándalo que desnuda los instintos vengativos de los protagonistas.

Quien fue designada por el Congreso del Estado como su sustituta temporal, pues el tiempo en el cargo dependerá de cómo se procese la pretensión de la titular de ser candidata a presidenta municipal por Morena, se deshace de inmediato del personal de la dependencia.

Al quedar a disposición del área de Recursos Humanos del Ayuntamiento, los trabajadores son despedidos, presuntamente sin tan siquiera darles la indemnización que les corresponde de acuerdo a la ley.

Dos cosas. Una, cada acción de gobierno tiene un impacto, positivo o negativo, no solo entre quienes lo integran, sino también en la sociedad en general, y dos, el gobierno es el más obligado a respetar los derechos laborales de sus trabajadores y de darles un trato digno.

Ser gobierno exige una postura responsable, propositiva, respetuosa e inteligente de todos los actores políticos involucrados.

Desde el presidente municipal, hasta regidores y funcionarios de todos los niveles, es necesario que envíen mejores señales a los ciudadanos, en vez de las confrontaciones groseras, burdas, vergonzosas y pedantes.

El berrinche y despido de empleados muestra que antes de buscar un cauce razonable al conflicto se opta por la revancha, exponiendo

una preocupante inmadurez e incapacidad de los actores para enfrentar situaciones complicadas que ellos mismos generaron y de las que ninguna culpa tienen los ahomenses.

Su actuación, tomando como parámetro exclusivamente el degradante espectáculo que protagonizan, muestra también que ellos son los que no están a la altura de los miles de ciudadanos que les brindaron la confianza en 2018 con la esperanza de que las cosas fueran diferentes en el ejercicio de gobierno.

Con denuncias penales, mitotes, fisgoneo a periodistas, descalificaciones a críticos, despidos viscerales, posturas irreductibles en cualquier tema, ambiciones electorales desbordadas, burdas tramas palaciegas y opacidad en el manejo de asuntos públicos, no es mucho lo que se puede esperar de un gobierno.

Hoy más que nunca el llamado es a serenarse. Es mucho lo que se puede hacer todavía.

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.