Agricultores, solos

El llamado que hace Gustavo Rojo Plascencia, presidente de la Confederación de Asociaciones de Agricultores del Estado de Sinaloa (Caades), a los diputados federales por Sinaloa, para que “se pongan las pilas” y busque redireccionar del presupuesto federal al campo, es como arar en el desierto.

No lo han hecho antes, cuando era relativamente más fácil pese a la insistencia de los agricultores del sector privado y social sinaloense, y tampoco lo harán ahora, cuando habrá mucho menos recurso y mucha presión ante la pandemia. Porque hoy como fue ayer, su compromiso no es con sus representados, sino con el ejecutivo.

Es posible que algunos diputados de oposición hagan algún intento, pero poco podrán lograr.

¿Y de los siete que ganaron sus respectivos distritos, que estuvieron más en contacto con la gente, que escucharon la problemática que padecen los hombres del campo, quién será el que se atreva a levantar la voz y poner en la tribuna el tema? Simplemente ninguno. No hay el peso, ni la estatura, ni el conocimiento ni la intención. Es sencillo: los productores agrícolas en sus demandas están solos, como lo están los pescadores, los ganaderos y todos los sectores productivos.

En realidad son pocas las esperanzas para el campo en cuanto al Presupuesto de Egresos de la Federación 2021. Lo dijo el propio presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, diputado Heraclio Rodríguez, de la 4T: “Los pequeños productores agropecuarios están abandonados. Veo un túnel muy obscuro hacia el medio rural y con ello está en riego la producción de alimentos básicos en el país y dependeremos aún más de la importación de maíz, huevo, leche, carnes de res y aves, entre otros. La pobreza en el campo se va a agudizar”.

Pero pese a lo desalentador panorama planteado, difícil que se consiga modificar sustancialmente el proyecto enviado por el ejecutivo en relación al campo. 

Comentarios

mattis vel, elit. at eget odio dapibus neque. ut ante.