OPINIÓN

¿No quieres abortar? ¡Pues no abortes!

Créditos: Vivi Santana
Escrito en OPINIÓN el

Los días 7 y 9 de septiembre de 2021 fueron días históricos para nosotras las mujeres y personas gestantes en México. En esos dos días, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) logró despenalizar el aborto en todo el país y dejó claro que ninguna ley estatal está por encima de los derechos humanos (logrados y reconocidos), de la Carta Magna y el derecho internacional.   

El derecho a decidir de la mujer sobre su cuerpo, sobre su plan de vida, está protegido y garantizado en las leyes federales e internacionales, incluyendo la interrupción legal del embarazo. Nadie tiene el derecho de anteponer sus ideas, dogmas y creencias religiosas y, mucho menos, plasmarlo en la ley. No se pueden permitir infamias hacia las mujeres como la experimentada por la #LeyYamuni en Sinaloa del 2018, que por buena fortuna en la legislatura pasada fue eliminada, acatando la resolución de días previos de la SCJN.

Recalco lo siguiente: tampoco se debe de permitir que los derechos de nosotras las mujeres y personas gestantes sean tratados a conveniencia de los grupos políticos que nos gobiernan o bien, como moneda de cambio entre ellos. ¿Por qué mi anterior comentario? En las 3 últimas legislaturas los derechos de nosotras las mujeres y personas gestantes han sido manejados con base a los intereses de los grupos dominantes y sus cercanos. Pongo los siguientes hechos a consideración:

Legislatura 62 (2016-2018). La llamada Ley Yamuni fue emanada del PAN, y vino a modificar el artículo 4 Bis A, párrafo 1, de la Constitución Política del Estado de Sinaloa, quedando establecido el derecho a la vida desde que se es concebido, contraviniendo el derecho a decidir de nosotras las mujeres. Dicha ley fue votada por 32 diputados del PRI, PAS y PAN en el ÚLTIMO DÍA de funciones de esa legislatura; a pesar de haber sido aplanados por MORENA en la elección de julio de 2018, decidieron votarla, dando gusto a grupos antiaborto, antiderechos de la mujer, ¡vaya! sin escuchar a organizaciones proderechos de las mujeres. 

Legislatura 63 (2018-2021). Habían decidido llevar al Pleno, en su ÚLTIMO DÍA de funciones, modificaciones en el Capítulo VI del Código Penal de Sinaloa y reformas en la Ley de Salud en el tema del aborto (Art. 4 Bis 2 y 3 y Art. 26), pero estaban por hacer lo mismo que los anteriores: por irse a las carreras podrían haber metido en un sin fin de problemas a mujeres y personas gestantes, incluyendo el terminar protegiendo a violentadores de éstas. Al final, el grupo de Morena la sacó del orden del día por amenazas de “grupos en contra”, como lo denunció ante los medios de comunicación la anterior Presidente de la Comisión de la Familia, y encargada del dictamen, Francisca Avelló. ¿Y las denuncias contra esos grupos que amenazaron, dónde están?

Legislatura 64 (2021 - 2024). Hace días el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Feliciano Castro enfatizó que no se abordaría el tema de la despenalización del aborto en este primer periodo de sesiones para así poder “lograr consensos entre los diferentes grupos parlamentarios”.  Sí, se contradijo respecto a lo que dijo en su primer día como diputado, que este tema estaría en la mesa en este periodo. ¿Sobre qué o de qué los consensos? ¿Por qué seguir deteniendo lo que ya quedó establecido y dictaminado por la SCJN? Tienen la mayoría, ¿por qué no seguir avanzando con el tema? 

Los derechos de nosotras las mujeres y personas gestantes no pueden seguir siendo moneda de cambio entre los legisladores. Estos mismos no pueden seguir cayendo ante presiones de grupos conservadores o de interés. Para que nuestra ciudad, estado y país mejore, nuestros derechos como mujeres y personas gestantes no deben de verse limitados por unos cuantos. Ya no más.

¿No quieres abortar? Pues no abortes, pero no decidas e impongas tus creencias a los demás, sobre todo cuando eres un legislador, un representante público de los ciudadanos, responsable de crear y adecuar leyes para el bienestar de una sociedad en donde deben de prevalecer los principios de equidad, igualdad y justicia. ¿Tienen miedo por su seguridad o, más bien, el que sus intereses puedan verse afectados? ¡RETOMEN EL TEMA! 

#AbortoLegal