OPINIÓN

Primera serie normal

Escrito en OPINIÓN el

Luego de que en la Liga Mexicana del Pacífico se llevará a cabo la primera serie normal de la temporada, pudiéramos decir por lo exhibido al momento que en términos generales se nos hace pobre el nivel que se ha enseñado, cierto, equipos como los Mayos de Navojoa sacaron la serie a domicilio a costillas de los Venados, pero no hay nada digno como para escribir a casa, el que estábamos acostumbrados hace ya algunas temporadas en que el nivel competitivo era marcado por la presencia de material extranjero, sobre todo aquellos equipos que en sus planteles tenia a norteamericanos sea de color o blancos buscando sobresalir con etiquetas de prospectos, sí, a esos mismos que al cabo de uno o dos años estaban en Grandes Ligas, hay muchos ejemplos, hoy, prevalecen los caribeños, no es malo el dato, pero el nivel es flojo desde un tiempo a la fecha, también es verdad que los Yaquis y Charros ganaron a domicilio, y dentro de todo esto, ojo, con los Charros de Jalisco que con la presencia de Roberto Osuna como cerrador y el boricua Fernando Cruz, claro, si este no se va a su país en cuanto arranque la campaña, lo mismo que Kennys Vargas, pero el detalle es que de manera particular nos parece que no hay que perderle la huella a los Charros, que nos recuerda con sus relevos a partir de la sexta a la época de los Naranjeros de Hermosillo con Berumen, Delucia y el gran cañón Antonio Osuna con ese mexicoamericano Tovalin, Cruz y Osuna.

Cierto, faltan muchos jugadores que reporten a sus respectivos clubes, pero sobresalen los mexicanos, y así poder irse formando un mejor criterio, también es cierto el ver como muchos clubes, no todos, tener hasta 13 jugadores novatos activos, por siempre se ha dicho que esta liga es de espectáculo no de desarrollo, también entiendo que todo va y topa en lo económico, pero también creemos que desde la llegada de Omar Cenizales a la presidencia y ver la manera tan efectiva en comercializar la liga ningún equipo, que al menos que se sepa atraviesa por problemas económicos, entonces y va de nuez, ¿porqué tan poca inversión en aras del espectáculo?, cierto también que si usted piensa que teniendo el estadio lleno a diario es negocio, no, esto apenas si representa entre un 12 a un 18 por ciento del presupuesto de temporada, pero también es de reconocer que se batalla menos si tienes el estadio regularmente lleno dando espectáculo, de lo contrario hay notoria ausencia de aficionados y por ende si se tienen ausencias de flujos de dinero, total, esto apenas inicia, van 5 juegos pero si no se corrige esto a tiempo con todo y el plus que le da a la liga la presencia de equipos como Charros y Sultanes amén de la televisora que aporta importantes cantidades pues bien, pero si el aficionado al interior se aleja se tiene el riesgo de que el anunciante dentro del estadio se aleje y eso sí colapsaría la economía, todo va junto, todo importa, de esto por supuesto que tiene conocimiento el directivo, insisto, no es liga de desarrollo es de realidades para dar espectáculo.

Con los Algodoneros se dio un debut profesional, se trata del lanzador derecho nativo de la ciudad algodonera que este 2021 estuvo lanzando con el equipo de Super Ávila del Ejido México, de nombre Iván Alejandro Izaguirre, el comentario va que el chaval lanzó 2 entradas ante los poderosos Charros con tan buen tino que el joven ponchó a los primeros 4, algo inédito en la LMP y esos 4 no fueron cualquier pelotero, fue Missael Rivera que acaba de dar jonrón, el Manny Rodríguez, Japhet Amador y el cubano Félix Pérez, todos tirándole dejando su nombre para siempre, que puede ser un garbanzo de libra, sabe, esto con el tiempo, pero pensar que en la Clemente Grijalva no pesó para nada y brilló ante uno de los equipos nominados para ser campeones como los Charros.

Ayer los Algodoneros que perdieron la serie ante Jalisco, volvieron por sangre derrotando a los de Zapopan dejando números positivos en 3 ganados y 2 perdidos, decir que los Algodoneros trajeron para esta temporada a 2 norteamericanos que de manera personal nos llamó la atención el relevista zurdo Jeff Kinley que quizá con unos juegos más saliendo al relevo pudiéramos tener una opinión más certera, pero de que nos agradó sin duda.

Feliz y finalmente llegó a su fin la temporada 63 de la Clemente Grijalva que tuvieron que pasar 8 juegos oficiales amén de un suspendido para tener campeón, o más bien, refrendar el título ganado ya por cuarta ocasión consecutiva de los orgullosos tetracampeones de Juan José Ríos, una temporada de muchos desaciertos, una campaña de decisiones equivocadas, una temporada de ausencia de página de la liga en Internet, una temporada de números o estadísticas lejos de ser buena, pero esto no impidió el que los patrocinados por Guadalupe Miranda se llevaran el título, J. J. Ríos el día de ayer jugó como campeón.

Se tiene que reconocer, cierto, lucía Higuera de Zaragoza con todo para ser el monarca, pero el mérito absoluto y total se lo lleva Juan José Ríos, el señalar algunos errores es quitarle el mérito a un Alejandro Astorga lanzando toda la ruta para ganar por la mañana, pero también decir que apareció a la hora cero y silenciado Jorge Luis Gutiérrez, es decir que el flamante refuerzo Armando Domínguez jugó un papel importante tanto a la ofensiva y ni que decir a la defensiva, también destacar a Higuera de Zaragoza y su principal patrocinador Ronald Vega el gran esfuerzo económico que es sostener de manera competitiva al conjunto de su localidad.

En fin, hay muchos detalles que lucieron y muchos que desentonan, no sé cuánto tiempo tenga Ervey Valdez para enderezar el rumbo perdido de un a liga con una hermosa trayectoria, una liga que es ejemplar por el nivel de muchos años, el que por ahí han pasado presidentes notables y por citar solo algunos como el Lic. Claudio Gámez, Zeferino Martínez, Adolfo Briceño, el mismo Miguel Enrique Soto, el Ing. Amaya por citar solo algunos, tiempo hay para que se crea de nuevo en una liga famosa a nivel nacional, felicidades al tetracampeón, felicidades al subcampeón que de manera gallarda perdió lo que pudo ser su propia historia.