VIERNES NEGRO

¡Viene el negocio para “fayuqueros”! Comprarán barato en el Viernes Negro, para dártelo al triple

El Black Friday o Viernes Negro, es la oportunidad para las y los vendedores “en abonos”, de ir a Estados Unidos a comprar muy barato, pero llegar y dártelo al doble o hasta el triple ¡ojo con eso!

El Black Friday o Viernes Negro, es la oportunidad para las y los vendedores “en abonos”, de ir a Estados Unidos a comprar muy barato, pero llegar y dártelo al doble o hasta el triple ¡ojo con eso! Créditos: Cortesía
Escrito en MÉXICO el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News
 

México.- En unos cuántos días, para ser exactos el próximo 26 de noviembre, en Estados Unidos se dará el día más barato del año con el Black Friday o ‘viernes negro’, cuando las tiendas renuevan sus estantes, dan salida a los saldos de la temporada y dan oportunidad a la población de comprar a muy, pero muy bajos precios

Se conoce como viernes negro (en inglés, Black Friday) al día que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes.


Este día es muy aprovechado por las y los vendedores mexicanos, llamados “fayuqueros” que en este año ya podrán viajar sin mayores restricciones para hacer las “compritas” a menor precio y regresar para revender. 

¿Hasta en cuánto pueden revender los llamados “fayuqueros?; Elisa indica que por años se ha dedicado a esta actividad, que tuvo una baja importante debido a la pandemia del COVID-19. 

Indica que ha sido el negocio de toda su vida y con eso ha logrado mantener a su familia, ya que es madre soltera; ha dado educación a sus dos hijos, hoy de 18 y 24 años, y hasta darse uno que otro lujo. 

“Yo viajo cada año, llevo dos sin hacerlo por lo del COVID-19, y sí, fue un periodo muy feo con muchas bajas, pero ya por fin ya estoy por irme a aprovechar ya tengo todo listo para las compras”, dijo. 

Destaca que con una inversión de 30 mil pesos, ha logrado alcanzar ganancias del doble, pero conoce quienes llegan a triplicar o hasta cuatriplicar estas cifras ya que todo “depende de la clientela”. 

“Yo no me voy tan arriba, además la gente ya sabe, ya puede ver precios en internet e incluso pedirlos ellos mismos si quieren; yo hago la lista de pedidos, ya conozco bien a mis clientes y sé perfecto lo que piden”, destaca. 

Pero reconoce que la “fayuca” sí es un negocio rentable, eso sí, sujeto a que en la línea no te toque el semáforo rojo, ya que conoce casos que se han regresado con las manos vacías al no corroborar bien sus compras y pagar el impuesto. 

“A mi gracias a Dios nunca me ha tocado esa suerte, pero sí conocí a una sinaloense de Guasave a la que le tocó y se vino sin nada, no pudo hacer más, o con esa idea me quedé ya que yo en cuanto me dieron luz verde mejor me vine y no quise averiguar más”, recuerda. 

Elisa recuerda a la población que no se dejen timar, que como todo, la “fayuca” es un negocio con el cual se deben cubrir los gastos de traslados y el pago del llamado tax, pero si quieren cosas de Estados Unidos, hagan sus pedidos con muestra en mano, con el conocimiento del precio y sí, que le sumen un poco más por el flete y el cansancio que esto ocasiona a su vendedor o vendedora.

“A menos que sean marcas exclusivas, pues claro que el precio de una prenda es más alto, pero hay la verdad cosas que uno llega a comprar a dos dólares y algunos le suben hasta 10 veces más y eso pues no se vale también uno debe medir las cosas, si como yo tienen su negocio de ropa, pues ver cómo anda en el mercado y ahí sacar el promedio, además no todo sale tan rápido y uno muchas veces le pierde, por eso en ocasiones se encarecen las prendas, para recuperar lo que podamos perder”, dice. 

También señala que las compras vía internet han mermado mucho la actividad, aunque reconoce que los clientes “fieles” están siempre ahí, para comprar a lo justo y claro está, en los abonos requeridos ya que “no todos pueden pagar al contado”.