¿Qué es Free Fire? una nueva y popular adicción tecnológica

A pesar de que es una aplicación que se lanzó hace ya bastante tiempo; actualmente Free Fire está tomando popularidad en el mundo.

Por
Escrito en INTERNACIONAL el

Sinaloa .- En los últimos meses, hemos sido testigos del surgimiento de aplicaciones para dispositivos móviles que van más allá de la realidad y permiten a los usuarios vivir experiencias militares con mucha acción, muchas armas y violencia por doquier.

Free Fire es solo un ejemplo de estas populares aplicaciones que crean cierta adicción en chicos y grandes. Es una plataforma que te sitúa en campos de batalla junto a 50 personas de cualquier parte del mundo para cumplir la misión principal: matarse entre ellos y ser el ganador.

Durante los 15 o 20 minutos de la partida, los jugadores deben recorrer el mapa colectando diferentes tipos de arma (inspiradas en armas reales), balas, cascos, chalecos antibalas y kits médicos para poder sobrevivir. Existen diferentes tipos de partidas, pero las principales son individuales y en escuadra; esta última consiste en enfrentamientos entre equipos de 4 jugadores con los cuales puedes comunicarte para platicar y/o planear una estrategia.

Dicho juego no tiene un filtro de edades; cualquier niño o adulto puede crear una cuenta y un avatar para jugar; no importan ni el género ni la edad, en estas aplicaciones lo importante es ser el único o los únicos sobrevivientes.

Lamentablemente, estas plataformas están causando adicción a través del mundo y cada vez son más los usuarios inmersos en el juego; niños desde 8 años hasta adultos de 35 años tienen un perfil y se dedican a jugar por largas jornadas diarias.

Pero se preguntarán, ¿influyen estas aplicaciones en el comportamiento de las personas? La respuesta es sí. La adrenalina del juego traspasa la pantalla y afecta a cada uno de los jugadores; dado que es una plataforma de realidad virtual, los jugadores tienden a sentir que su realidad es una partida, causando así comportamientos agresivos con los que le rodean.

Además, dichas plataformas aíslan a quien juega; provocando la falta de convivencia con el mundo real, incluso hay quien deja de comer y dormir por cumplir las misiones de Free Fire. Este tipo de situaciones favorece la destrucción de las relaciones interpersonales y rompe la comunicación con la familia y los amigos, e incluso repercute en la concentración y desempeño escolar y laboral.

Es fácil comparar este tipo de plataformas con una droga virtual y tecnológica, debido al grado de adicción y dependencia que está creando en niños y adultos. Por eso es importante que la próxima vez la pienses dos veces antes de prestarle tu celular a un niño, o al menos que revises un poco lo que descargan en los dispositivos móviles, ya que no todos los juegos son inofensivos.