Internacional

¿’Workaholic’ yo? En 10 preguntas, descubre si eres adicto al trabajo

La adicción al trabajo va más allá de dedicarle más tiempo al horario laboral. Aquí las causas y consecuencias de esta adicción socialmente aceptada

La adicción al trabajo va más allá de dedicarle más tiempo al horario laboral (Ilustración)

La adicción al trabajo va más allá de dedicarle más tiempo al horario laboral (Ilustración)

México.- En el tema de las adicciones, por lo general se piensan los vicios y abusos de sustancias legales o prohibidas, que afectan la vida de quien las consume y la gente a su alrededor.

Pero lo que pocos toman en cuenta es que actividades del día a día, también pueden causar adicción como las redes sociales y el trabajo.

Esta última adicción es una de las menos reconocidas y socialmente aceptada, por consecuencia, una de las menos tratadas, afectando cada vez más empleados, jefes y empresas alrededor del mundo.

Esta va más allá de dedicarle más tiempo al horario laboral, sino que modifica las prioridades de vida de una persona, repercutiendo en lo familiar, en el área personal y aunque no lo parezca en el ambiente laboral.

Las señales son muy claras, excepto para quien experimenta la adicción, de la misma manera que los drogadictos, los alcohólicos y los fumadores compulsivos.

En 10 sencillas preguntas se puede descubrir si una personas es o no adicto al trabajo también conocidos como ‘workaholic’.

  1. ¿Le dedicas más tiempo del oficial al horario laboral?
  2. ¿Tienes sentimiento de culpa al dejar pendientes en la oficina?
  3. ¿Has sentido la necesidad de llevarte trabajo a tu casa, aún y cuando no es urgente?
  4. ¿Si tus objetivos no se alcanzan ocasionalmente, sientes que fracasaste?
  5. ¿Te cuesta trabajo dejar pasar los errores de tus colegas?
  6. ¿Sientes que debes tener todo bajo control?
  7. ¿Te es imposible delegar?
  8. ¿Vives en constante necesidad de quedar bien o ser admirado entre los compañeros y superiores?
  9. ¿Te ha pasado que dejas de lado tus compromisos personales y familiares por atender los laborales?
  10. ¿Has sentido miedo de cometer un error por temor al despido?

Te puede interesar: Investigación científica: Dejar de tomar podría ser muy fácil con la ayuda de esta medicina

Si contestaste sí a 5 o más de estas preguntas, es muy importante que acudas a un especialista porque las señales a la adicción al trabajo son muy evidentes.

Un ‘workaholic’ no nace, se hace y entre las causas más comunes están:

Necesidades económicas o bien una ambición desmedida por el dinero.

Problemas o desinterés familiar, ya que siente que al cumplir con su trabajo lo exime de lidiar con la familia.

Poca o nula capacidad de no saber ‘decir que no’ a las exigencias de superiores.

Baja autoestima, pues consideran que solo laboralmente son valoradas.

Incapacidad para organizarse, debido a que los errores frecuentes los obligan a dedicarle más tiempo de lo debido o por no lograr priorizar sus ocupaciones, terminan perdiendo más tiempo de lo normal.

Necesidad de descargas de adrenalina, pues para sentirse funcionales requieren de cierto nivel de estrés para estar bien consigo mismos.

Lee también: ¿En busca de empleo? Echa mano de estas herramientas para encontrar trabajo

Las consecuencias físicas de una adicción al trabajo se pueden manifestar en:

  • Gastritis, ulceras y colitis aguda.
  • Accidentes cardiovasculares, paros cardiacos e hipertensión.
  • Cuadros de migraña severos.
  • Problemas de espalda y contracturas.

Por el lado psicoemocional los ‘workaholics’ pueden presentar:

  • Problemas de pareja o familiares.
  • Depresión y ansiedad.
  • Trastornos del sueño y la alimentación.
  • Pensamientos de suicidio.

Para combatir esta adicción existen tratamientos psicológicos, médicos o en el menor de los casos terapias de meditación o técnicas de relajación que ayudan a contrarrestar sus efectos negativos.

En caso de reconocer en tu persona, o alguien allegado, lo mejor será acudir con un experto para llevar un manejo adecuado del caso y revertir este mal, potencialmente mortal.

Te puede interesar: ¡Evita el contagio! Una cosa es tener un día malo en el trabajo y otra es trabajar en un ambiente tóxico

Fuente: Línea Directa

Comentarios

mi, elit. venenatis, id libero. tempus id, lectus tristique at