Video: ‘Chacha’, una chica con Down totalmente independiente

Los Mochis, Sin.- Gracias al apoyo de profesionales y el respaldo de la familia, las personas con Síndrome de Down, son cada vez más independientes y activas en la sociedad. También puedes leer: En el Día Mundial del Síndrome de Down ‘que nadie se quede atrás’ Es el caso de Verónica, mejor conocida como “Chacha”, quien […]

Por: Miriam Bojorquez21 de marzo, 2019 Comentarios
WhatsApp Image 2019-03-21 at 12.22.36

Los Mochis, Sin.- Gracias al apoyo de profesionales y el respaldo de la familia, las personas con Síndrome de Down, son cada vez más independientes y activas en la sociedad.

También puedes leer: En el Día Mundial del Síndrome de Down ‘que nadie se quede atrás’

Es el caso de Verónica, mejor conocida como “Chacha”, quien es totalmente independiente. Ella se asea sola, se maquilla, lava su ropa y la mantiene en orden, ayuda en los quehaceres del hogar e incluso, hasta trabaja.

Ella es "Chacha", quien es muy conocida y querida por muchos mochitenses (Germán Castro)

Ella es “Chacha”, quien es muy conocida y querida por muchos mochitenses (Germán Castro)

Vero labora desde hace años en una tienda de conveniencia muy cerca de su casa, ayuda a los clientes a empacar los productos que llevan, a cambio le dan una propina y con el dinero que gana se compra sus cosas.

“Trabajo yo, empaco papel, todo”.

-Empacas el papel y todo.

“Todo, coca, todo.

-¿Y la gente –los clientes- te da dinero?

“Sí”

-¿Y qué haces con ese dinero?

“Me compro rimer, uñas, blusas, zapatos”

-¿Te gusta trabajar aquí?

“Sí, trabajo yo gracias a Dios”.

La gente que conoce a Verónica, le dice “Chacha” porque a ella así le gusta que le llamen por “Muchacha guapa”, y es tan cariñosa, que durante la entrevista que dio a Línea Directa, fue muy reiterativa en decir que quiere mucho a su papi, a sus hermanos, a su tía Licha, su primo Felipe y a todos, menos a uno.

“Papi mucho quiero, papi mío, mucho hermano quiero, mucho a todos, tía Licha, a todos, a Felipe mi primo”.

-¿Y a tu novio también lo quieres?

“No ya no”.

-¿Ya no tienes novio?

“No, ya no”.

-¿Pero sí tenías

“Sí”, respondió Chacha.

La mamá de “Chacha”, Ofelia Ceballos, dijo que ha enseñado a su hija a valerse por sí misma y no depender de alguien más.

También te sugerimos leer: ¿Porque celebrar el 21 de marzo el Día Mundial del Síndrome de Down?

Fue cuando tenía dos meses de nacida que los médicos le confirmaron que la pequeña tenía Síndrome de Down, lo cual ya sospechaba, sin embargo, nada cambió su amor de madre, ni representó conflicto para ella ni para su familia, pues Vero siempre fue aceptada y vista igual que sus hermanos ante los ojos de ellos.

La señora Ofelia, precisó que tiene incluso en “Chacha” a una persona que le ayuda bastante, pues mientras está en casa, no la deja hacer nada y es ella quien barre, trapea, lava trastes y deja la casa “rechinando” de limpia; incluso hasta cocina.

“Cuando ella está en la casa la tiene impecable, limpiecita, losa, todo, no me deja hacer nada, yo con decirte que no me salen los huevos estrellados, y a ella, le digo mija tengo ganas de comerme unos huevitos estrellados, sí mami, y a ella le salen bien bonitos”.

Te sugerimos también leer: Día Mundial del Síndrome de Down: Es Jorgito una ‘computadora’ andante

La mamá de Verónica dijo ser testigo de cómo hay madres y padres que se avergüenzan de sus hijos con Síndrome de Down y para todos ellos envió un mensaje este 21 de marzo que se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down.

“Uta que si viera es un premio que me mandó mi Dios grandísimo y adoro a mi hija, nombre y le doy un consejo a las mamás que tienen estos niños que sepan sobrellevarlos y que no se anden avergonzando de ellos, porque hay mucha gente que se avergüenza de estos niños, que no sean tontos que no hagan eso, porque ni saben lo que tienen en esta vida que estos hijos le toquen a uno, es una bendición de Dios”.

A sus 45 años, “Chacha” trabaja desde hace dos años en una tienda de la cadena comercial Oxxo, ubicada a un costado de la carretera Mochis-Ahome, frente al Ejido México, tienda incluyente, donde esta chica ha tenido la suerte de ser aceptada.

Esta chica ha tenido la fortuna de no sufrir de discriminación pues es muy querida por quienes la rodean, e incluso a decir su madre “es más conocida que los frijoles”

[video_container code=”KJNdKIrdrl0″]

Fuente: Línea Directa

Comentarios