Centro

Tras 72 días hospitalizado es dado de alta el primer paciente del CADCI Culiacán

Pedro, después de su larga estancia en el Hospital General de Culiacán, es hoy uno de los rayos de esperanza que brillan durante la pandemia y su familia se considera afortunada

Culiacán, Sinaloa.- Fue el primer paciente en ingresar tras la apertura del Centro de Atención, Diagnóstico y Cuidados Intensivos (CADCI) y tras 72 días hospitalizado, Pedro Torres Mijares consiguió ganarle la batalla al COVID-19 al recibir su alta en el Hospital General de Culiacán.

Al salir le esperaba una nueva alegría: la sorpresiva celebración de su alta hospitalaria. Cuando se abrió la puerta de la sala fue recibido por sonoros y sentidos aplausos, flores y unas paredes adornadas con globos de colores.

Al avanzar la camilla por el pasillo, la salud le dio la bienvenida de nuevo al estallar dispersas las estrellas de confeti brillante sobre su cabeza.

Todos aplaudieron, gritaron y agitaron sus manos mientras la lluvia de confeti marcaba también la emotiva despedida del personal que le brindó sus cuidados intensivos y la bienvenida por parte de su familia.

Fue un homenaje a la vida que tomó totalmente por sorpresa a Pedro, un guerrero visiblemente emocionado por tan noble gesto, las muestras de afecto y la dicha de volver con sus seres queridos.

“No solo la medicina cura sino también el amor”, fue uno de los mensajes que le brindó el personal médico y de enfermería que estuvo a su cuidado en el Centro de Atención, Diagnóstico y Cuidados Intensivos (CADCI) para Pacientes COVID-19 en el Hospital General de Culiacán “Dr. Bernardo J. Gastélum”.

Fernanda, Mireya, Marco, Yuriana, Juan, “Leidy”, el Dr. González, y la Dra. Iracema, escribieron en sus espaldas:

– Cuídese mucho don Pedro.

– Sí se pudo.

– Sonríe, buena suerte don Pedro.

– Te vamos a extrañar.

– Eres un guerrero Pedro.

– ¡Te queremos mucho Pedro!

– Sonríe, tu familia te espera.

– No solo la medicina cura sino también el amor

Fueron más de tres meses de lucha por las complicaciones que se presentaron, 72 días en los que tuvo que permanecer bajo cuidados intensivos. Tenía un mes en medicina interna cuando se inauguró el CADCI y fue ingresado en estas nuevas instalaciones.

En su gravedad superó varios vendavales, utilizó mascarilla con reservorio y ventilación no invasiva. Afortunadamente Pedro mostró mejoría clínica y a pesar del daño pulmonar ocasionado por la gravedad de la enfermedad salió con buenos pronósticos para lograr su completa recuperación.

A pesar de su larga estadía en cuidados intensivos y el aislamiento que requiere el protocolo de atención, Pedro expresó que nunca se sintió solo y agradeció a todo el personal sanitario que lo atendió durante ese tiempo.

Su familia estaba ahí para recibirlo y dar un mensaje de esperanza a quienes atraviesan por una situación similar al ver su salud quebrantada:

– Sí se puede, qué alegría tan inmensa verlo salir. Es una felicidad ver que ganó la batalla al Covid-19. No solo son los cuidados del personal médico y de enfermería sino el ánimo que brindan espiritualmente a cada uno de los pacientes, estamos muy agradecidos.

Pedro fue internado en el Hospital General de Culiacán y trasladado al CADCI el 3 de julio donde culminó su tratamiento.

– Muchas gracias, estaremos eternamente agradecidos con todo el personal médico y especialmente con todo su equipo, realmente no tengo palabras ni como agradecerles el esfuerzo y dedicación que tienen, que gracias a ello mi papá esté de nuevo en casa. Dios los bendiga y los cuide siempre y les permita seguir salvando más vidas, dijo una de sus hijas.

Pedro, de 58 años de edad, ingresó en junio y luego de 72 días de hospitalización volvió a ver la luz del sol tras derrotar a la enfermedad, saliendo entre aplausos del CADCI Culiacán.

– ¡Abuelo! – Gritaron con emoción los nietos de Pedro al aflorar los sentimientos del reencuentro con su abuelo.

Pedro movía su mano en señal de despedida. “No te queremos ver ya aquí”, le gritó bromeando cariñosamente Ley Diana Plata López, titular de enfermería en medicina interna y pilar en la humanización de los cuidados intensivos para pacientes Covid-19.

Arriba de la ambulancia Pedro extendió su mano para sentir la mano del familiar que le acompañó. La calidez del reencuentro no se puede explicar con palabras pero fue tan inmenso como la eternidad.

El doctor José Alfredo Aviléz López, director del Hospital General de Culiacán, explicó que el Centro de Atención, Diagnóstico y Cuidados Intensivos para Pacientes Covid-19 (CADCI) funciona las 24 horas del día gracias a la comprometida labor de médicos, enfermeras, técnicos, especialistas y camilleros distribuidos en los diversos turnos para salvar vidas.

Pedro, después de su larga estancia en el CADCI y un proceso lleno de incertidumbre y angustias, es hoy uno de los rayos de esperanza que brillan durante la pandemia y su familia se considera no solo afortunada sino agradecida.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

mattis facilisis Praesent dolor. quis Donec luctus efficitur.