Centro

¿Te acuerdas del oso que se topó con paseantes en Monterrey? ¡Podrían traerlo a Culiacán!

La Asociación de Zoológicos de México busca trasladar a Culiacán o a Colima a este oso que se volvió viral en redes sociales, pues su permanencia al aire libre representa un riesgo

Hay posibilidad de que el oso negro llegue al zoológico de Culiacán.

Hay posibilidad de que el oso negro llegue al zoológico de Culiacán.

México.- En coordinación con Parques y Vida Silvestre del Estado de Nuevo León, Profepa, la Azcarm busca al oso negro que se encontró el pasado fin de semana con tres jóvenes en el Parque Chipinque de Monterrey y con el que hasta se tomaron selfies, para ser colocado  ya sea en el Zoológico de Culiacán o en Ecoparc Colima, al representar ya un riesgo para la población de esa zona.

El presidente de la Asociación de Zoológicos y Criaderos de México,  Ernesto Zazueta, reconoció que lo ideal es que el oso negro pudiera seguir viviendo en su hábitat, pero de manera lamentable este ha ido desapareciendo al invadir el hombre estos espacios.

“La gente le empezó de dar de comer y se empezó a acercar, de buena voluntad se le da de comer, pero el problema es que este animal puede ser muy peligroso para el ser humano y lo puede atacar. Entonces nosotros acudimos en apoyo, estamos buscando un centro de conservación para que pueda tener al animal y pueda tener una buena vida”, señaló.

Te recomendamos leer: Video: ¡Qué susto! Salen a caminar y las sorprende un oso; mira cómo reaccionan

El especialista en vida silvestre, detalló que esta es la tercera ocasión en que se observa a este oso en las calles y zonas residenciales de Monterrey, que de hecho ya cuenta con un dispositivo que le colocaron las autoridades ambientales de la región para poder identificarlo.

Este oso ya se acostumbró a acercarse a la población para buscar comida y afortunadamente en esta ocasión, la joven salió ilesa aun después de haber cometido la “imprudencia” de tomarse una selfie, comentó.

Zazueta Zazueta recordó que hace un año un oso negro fue sacrificado en Oregón, Estados Unidos, luego de que se familiarizara demasiado con las personas que lo alimentaban con regularidad y que se tomaban fotografías con él, pero funcionarios del condado concluyeron que el animal estaba demasiado acostumbrado a la interacción humana y que podía representar una amenaza para la seguridad de las personas, por lo que decidieron asesinarlo.

Expuso que el oso negro es una especie en peligro de extinción en nuestro país, precisamente por los cambios de usos de suelo y por la destrucción de sus hábitats, por ello es muy importante proteger tanto a las personas como al mismo animal, ubicando a este último ya sea en un centro de conservación y de ser posible en su hábitat alejado de las zonas urbanas.

(RM)

Fuente: Línea Directa

Comentarios