APOYOS

Se prepara Mazatlán para hacer frente a temporada de huracanes; hay dinero para auxiliar a posibles afectados

En labores preventivas en las zonas más susceptibles a inundaciones, también se hicieron labores de canales pluviales, se busca estar prevenidos todos, asegura Tonatiuh Guerra Martínez

Se prepara Mazatlán para hacer frente a temporada de huracanes; hay dinero para auxiliar a posibles afectadosCréditos: Ricardo Rojas
Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sin.- En Mazatlán están listos y prestos con recursos disponibles de seis millones de pesos, mismos que permitirán hacer frente para entregar apoyos a quienes necesiten durante esta temporada de lluvias, aseguró Tonatiuh Guerra Martínez.

Sigue la información del sur de Sinaloa en la sección especial de Línea Directa

El director de Bienestar Social en Mazatlán, adelantó que incluso no sólo están listos en dinero o material, en caso de requerirse brindar a las familias más vulnerables, sino que además en conjunto con otras dependencias municipales, actuaron tempranamente en la limpieza de canales pluviales y hasta en arroyos, a fin de que estén en óptimas condiciones para evitar desbordamientos.

“En el momento en que surja algún acontecimiento estamos a la par, también estamos entregando apoyos mínimos para la gente de los precaristas, pues estamos entregando láminas y despensas, además de colchonetas para ese tipo de gente ¿De cuánto disponen de este recurso? Son alrededor de 6 millones de pesos, tuvimos una muy buena obra de limpieza de canales, fíjese que trabajamos de manera diferente”.

El funcionario municipal, confió que con estas labores en los canales habría manera de mitigar los riesgos de afectación a las familias que viven cercadas a los cuerpos naturales de agua, o a los canales, que con las mínimas lluvias tienden a desbordarse y causar problemas a las familias, muchas de ellas, la sufren cada temporada de lluvias.

Indicó que estos recursos están en disponibilidad, por lo cual ahora hay que esperar como se presentan las lluvias de la temporada, sobre todo en la amenaza de huracanes que tradicionalmente en septiembre y octubre suelen ser los meses de mayor presencia en el Pacífico mexicano.