MAZATLÁN

“Hay trabajo y esa es la base de sociedades tranquilas” empresario celebra bonanza en La Noria

El restaurantero Roberto Osuna Valdez, expuso que atrás quedó el estigma de ser un pueblo violento, y la visita de miles de turistas al año lo respaldan, asegura

“Hay trabajo y esa es la base de sociedades tranquilas” empresario celebra bonanza en La Noria .Créditos: Juan Luis Vargas.
Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sinaloa.- La zona rural de Mazatlán presenta un crecimiento anual del 50 por ciento, aproximadamente, en cuanto a la visita de turismo y en apertura de negocios, principalmente restaurantes de tipo campiranos, siendo la zona de La Noria la más beneficiada con el corredor El Habal-Picachos.

Roberto Osuna Valdez, empresario restaurantero, explicó que se ha hecho un trabajo coordinado con el Gobierno municipal y del Estado, para dejar atrás el estigma que se tenía de que esta región se encuentra con severos problemas de inseguridad, lo cual queda demostrado a la hora de tener los fines de semana, principalmente, llenos en los restaurantes y el pueblo.

Te puede interesar: "Hubo observaciones de la ASE". Se va a reponer el proceso de compra de lámparas: Alcalde

“Eso quedó atrás, ahorita, la verdad cuando hay desarrollo, cuando hay muchas tan bonitas que están pasando en La Noria, la inseguridad, o los jóvenes, muchas personas se dedican a las cosas bien, las señoras, los jóvenes, los señores están muy contentos porque hay trabajo, el trabajo es la base de que una sociedad esté tranquila y viva a gusto, por eso el desarrollo de La Noria se ha dado muy bien”.

También puedes leer: Genera más preguntas resolución de ASE en caso de luminarias led: Observatorio Ciudadano

Precisó que la diferencia de otros lugares de visita como El Quelite, es que este es un corredor, no sólo un pueblo o restaurante, con una vasta oferta gastronómica para pasar el día, complementándose como la tradición y trabajo de los artesanos que ofrecen desde huaraches, bolsas o cintos de piel, hasta piezas de barro.

Además, dijo, está la vinata, que tiene reconocimiento nacional, así como la presa Picachos, donde se puede ir a pescar, como una actividad más por hacer en la zona, lo que los hace diferentes, al ofrecer cosas diferentes a los visitantes, que provienen del territorio nacional, pero también del internacional.

Osuna Valdez, puntualizó que poco a poco ha ido creciendo la presencia de turistas, porque ya se corrió la voz de todo lo que se ofrece, permitiendo un crecimiento anual de un cincuenta por ciento, comparándolo con el año anterior.