DECESO

¡Sufre la Diócesis de Mazatlán! Muere religiosa de 35 años víctima del COVID19

El Obispo Mario Espinosa pide la solidaridad y ayuda para congregaciones religiosas que requieren tratamiento médico ante esta enfermedad, ya que necesitan hasta de oxigeno

Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sin.- Debido a que el COVID19 en las últimas semanas afectó en congregaciones religiosas del puerto de Mazatlán como es el de las Hermanas Capuchinas, donde en menos de una semana falleció una de ellas, de apenas 35 años, Mario Espinosa pidió públicamente la solidaridad de la feligresía para ayudarles a solventar los gastos que genera esta enfermedad.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

El Obispo de la Diócesis de Mazatlán también rogó porque haya generosidad para las Madres Adoratrices, donde una está con oxígeno y el costo de éste se elevó demasiado al igual que el medicamento. De ahí que ocupan de la ayuda de la sociedad.

"Ellas sólo viven de lo que perciben de la caridad de la gente, están en una situación difícil en el COVID19, sorteando y las medicinas están caras. Lo más barato que se está consiguiendo de un tratamiento en los similares son 2 mil pesos, costaba mil quinientos hace todavía 10 días".

Al presidir la misa dominical en la Catedral del Puerto de Mazatlán, Espinosa Contreras informó que además tienen tres sacerdotes contagiados de COVID19, aunque por fortuna ninguno de ellos ha agravado hasta el momento gracias a que cuentan con la vacuna, lo cual demuestra lo importante que es contar con este biológico.

En la misa pidió una vez más por los trabajadores de la salud, al igual que los enfermos del COVID, y la sociedad a continuar con los protocolos y las medidas sanitarias para prevenir enfermarse de este virus.