FESTEJO

Doña Socorro lleva 47 años realizando piñatas; pero este Día del Niño fue el que peor venta tuvo

Explicó que ella realiza todo tipo de encargos, payasos, personajes animados que los menores quieran, latas de cerveza para adultos e incluso fotografías de los ex novios

Por
Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sin.- El cierre de escuelas sigue perjudicando a los comercios más pequeños, pues a pesar de que este viernes se festejó el Día del Niño; la señora Socorro, quien tiene el negocio conocido como “Las Mil Piñatas”, tuvo muy poca venta a comparación del año pasado, esto a pesar de que iba empezado la pandemia, explicó.

María del Socorro Rendón Lizárraga, quien aprendió el oficio gracias a su esposo, lleva ya 47 años dedicándose a crear y vender piñatas, pues una vez que falleciera su pareja de vida, ella se quedó al frente con la ayuda de su hija y su familia, y juntos se encargan de realizar trabajos por encargo con una anticipación de ocho días, depende la piñata y el clima.

“– A mí me da mucho gusto ver a los niños alegres, contentos que andan garroteando las piñatas, me gusta y no me canso porque yo me acuerdo cuando estaba chiquita mi mamá nos hacía unas tinajas de piñata, ¡uuuy no, andábamos vueltas locas por la piñata!  Y a mí todas las escuelas de aquí de los alrededores me compraban piñatas que cinco o diez por cada salón.

–          ¿Y ahorita en la pandemia cuántas piñatas viene vendiendo al día?

– ¡Uuuh! Como unas cinco, diez piñatillas por ahí”.

Doña Socorro, comentó que en su caso, elabora todo lo que le manden a hacer, y no solo de personajes animados nuevos, unicornios, tambores, botes de cerveza, políticos locales como alcaldes o presidentes, sino también ex novios de mujeres que les llevan su fotografía.

“– Para los niños y para uno, pero también hay muchachas que quieren una piñata como el novio.

–¿Y también los hace?

– ¡Sííí! Luego me traen la foto y me dicen así y así. Y hacemos una imitación, luego yo les digo: “¿estás enojada con el novio verdad? Y dicen que sí, le hacemos el mono así como lo quiere la muchacha, pa’ garrotearlo pues”.

La especialista en estas artesanías, dijo que debido a la pandemia, se encuentra dando las piñatas más económicas de lo habitual, ya que el consumidor puede encontrar los burritos en $20 pesos, otras sencillas en $50, las que son más elaboradas y detalladas de $200 a $500 pesos según el material, aunque algunas solo se las llevan para guardarlas porque les pesa romperlas; pero las que más se venden son las que van de los $50 a $180 pesos, según lo comunicó.

El puesto de “Las Mil Piñatas” se ubica sobre la calle Guillermo Nelson en la colonia Centro, una cuadra más delante de Catedral con dirección al Centro de Salud y puede comunicarse con ella al teléfono 669 982 65 10.

Por cierto, la señora Socorro forma parte del mundo de la formalidad en el empleo, ya que paga Hacienda y un contador.