VIOLENCIA

Nos han mentido, por eso nos regresamos: Habitantes desplazados de la sierra de Concordia

Don Roque Vargas mencionó que el gobernador Quirino Ordaz no cumplió varias promesas que les hicieron tras salirse de sus comunidades por los hechos violentos

Nos han mentido, por eso nos regresamos: Habitantes desplazados de la sierra de Concordia .Créditos: Enrique Chan.
Escrito en SINALOA el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Concordia, Sinaloa.- Dicen que la esperanza es lo último que se muere y para Don Roque Vargas, junto a otras familias, la fe en que las cosas cambien es lo que los hizo regresar a su terruño, ese donde han echado raíces y en el que siempre esperaron terminar sus últimos días de vida, arreando ganado, sembrando maíz, pero sobre todo siendo felices con el clima.

La carretera que conduce a las comunidades de Potrerillos, Chirimoyos y La Petaca, está marcada con señas de violencia, en donde se recuerda a quienes han perdido la vida, los casos más sonados y recientes, la muerte de tres profesores en 2017 que marcó una etapa difícil para los habitantes de esta región, ya que se vieron obligados a salir de sus viviendas, así, sin siquiera poder llevarse todas sus pertenencias.

La promesa fue primeramente que en Mazatlán tendrían condiciones para sobrevivir con un empleo, viviendas y un ambiente de seguridad, pero la realidad fue otra, narra Don Roque, quien señala que inclusive algunos muchachos cayeron en problemas de drogadicción; algunas familias tuvieron que autoemplearse con la venta de tamales u otros alimentos y muchos más han tenido que vivir de “arrimados”.

“Estamos aquí de regreso porque queremos vivir en paz, estamos de regreso porque todavía a pesar de las mentiras que nos han echado yo quiero creer que Rocha va a cambiar un poco las cosas, quiero creer eso, nos vamos con eso, la vida de nosotros es fácil por cómo vivimos, nosotros comemos frijoles porque los sembramos, comemos tortillas porque sembramos maíz, comemos carne porque nosotros mismos tenemos nuestros animales, de ahí comemos, no compramos”.

Sigue la información Sinaloa en la sección especial de Línea Directa

La situación saben que no es fácil, pero para quienes han vivido toda su vida en un lugar donde el alimento que consumen lo producen ellos mismos, es complicado adaptarse a una ciudad en la que los salarios son bajos y lo poco que se gana no alcanza para comer.

Por ello, es que así como él, algunas familias han decidido regresar a sus comunidades en la sierra, desde donde lanzan un llamado a las autoridades del gobierno municipal y estatal a que les ayuden con una forma de ganarse la vida, pero sobre todo, con seguridad pública, para así al menos sentirse tranquilos de que la decisión tomada, fue la correcta.