CLAMOR

"Lo que más me duele es el colchón": Doña Vicky perdió su patrimonio por "Pamela", y sigue en espera de apoyo

Algunas familias de la colonia Jesús García, en el puerto de Mazatlán, sostienen que nadie ha ido a ver cómo están, pese a que ellos también perdieron enseres y no han recibido ayuda

Damnificados por.Doña Vicky perdió su patrimonio y tras ocho días del huracán, sigue en espera de apoyo del Gobierno Créditos: Cortesía
Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sin.- Con su colchón escurriendo y expuesto a los rayos solares para secarlo, además de ropa echada a perder, la cual tuvo que tirar a la basura, así está aún Teodora Virginia Romero García, quien como otros de sus vecinos en la colonia Jesús García, en el puerto de Mazatlán, siguen siendo afectados, a ocho días del paso del huracán “Pamela”.

Da clic aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Doña Vicky, una mujer con problemas de salud e incapacitada, apoyada con una andadera, y de oficio costurera, describió a Línea Directa, que lo que no sufrió al paso de “Nora”, “Pamela” le causó, es decir daños en su patrimonio, pero lo más triste es que ninguna autoridad ha acudido a la fecha a inscribirla en el censo que ha dicho el Gobierno, por ello, pide que no la olviden, ni a ella ni sus vecinos.

“Pues se metió el agua por todos lados, como hace codo y estoy pegada al canal, se salió el canal de dos partes, y como hace recodito, se hace una laguna y sí se subió el agua se metió por el lado de atrás en el patio, pues igual, pues ya ve que con el aire, y eso también se me metió, igual mi ropita vieja pero lo que más me duele es el colchón porque estaba nuevo mi colchón”. 

Pidió que alguien del Gobierno acuda al sitio donde vive, el cual está ubicado por calle Constitución número 1507 de la colonia Jesús García, y compruebe que tiene la necesidad de recibir el apoyo, y bien la tomen en cuenta para inscribirla en un programa de afectados con el huracán “Pamela”.

Comentó que está a espera de tener un “trabajito” de costura, a fin de juntar unos centavos para pagar el transporte, y ver si en el Ayuntamiento, en Bienestar Social, la puedan auxiliar, o si alguna autoridad pueda ir hasta su domicilio donde ella renta, para que la tomen en cuenta.