MAZATLÁN

Estremece “Pamela” a embarcaciones en muelles de Mazatlán, aunque pescadores logran “salvarlas”

Uno de los pescadores que le tocó sortear las fuertes rachas de viento del sistema, expuso que fue poco más de una hora en la que sintieron el embate del huracán

Estremece “Pamela” a embarcaciones en muelles de Mazatlán, aunque pescadores logran “salvarlas”
Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sinaloa.- Los vientos huracanados de Pamela hicieron estremecer a decenas de embarcaciones que se encuentran desde hace unos días amarradas en los muelles de Mazatlán, muchas de ellas desde antes de iniciada la temporada de capturas y algunas otras que regresaron para buscar refugio por la amenaza del sistema meteorológico. 

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Los pescadores, así como arriesgan su vida en el mar buscando el preciado camarón azul, la arriesgan ante los embates de cualquier fenómeno, tal es el caso de Gonzalo Sepúlveda, a quien le tocó recibir al huracán categoría 1 en la embarcación “Abel Noe I” en la cual realiza labores de pesca, quien narró como fue su experiencia. 

“Ah no, tiene que estar uno ahí que no se suelten los barcos, que no truenen las cuaderas, luego allá tronó uno y ahí andábamos amarrándolo así con el viento, sí, se cayeron los tangones, se abrieron las orejas, no nos la acabábamos y el agua, pero estuvo duro, a las cinco de la mañana ahí fue lo duro, siempre duró una hora, allá también se soltaron de aquel lado”.

Explicó que previamente se realizan labores de protección de las embarcaciones, para evitar que la marejada las arrastre al estero o se las lleve a pique, sin embargo, las acciones sirvieron de poco para algunos barcos por las fuertes rachas de viento que generó el sistema, ya que algunos se soltaron, aunque sin generar mayor afectación. 

El pescador mencionó que son varios años los que tiene en la actividad, aunque, hacía mucho tiempo que no sufrían del embate de un huracán en Mazatlán, ya que el pasado sistema llamado Nora, no trajo consigo vientos, pero en esta ocasión, pasaron la noche en medio de preocupación sobre cómo llegaría al puerto Pamela. 

Agregó que, aprovechando la entrada, la producción que ya capturaron en esta semana será descargada en la planta congeladora, aunque todavía les quedan unos veinte días más de trabajo, por lo que reanudarán viaje una vez concluida la descarga.