Sinaloa

Se disparan las necesidades de salud en Mazatlán

En estos tiempos de crisis sanitaria es cuando más se necesita la sensibilidad y solidaridad de todos para apoyar a quienes no cuentan con el beneficio de un sistema de salud, pidió Fernando Pucheta Sánchez, presidente de la Agrupación ‘Pucheta, Una Mano Amiga’

Mazatlán, Sin.- El mundo de necesidades se ha agudizado cada vez más en la familia de Herlinda, de 40 años, quien se dedica a la venta, pero no tiene Seguro Social para apoyar a su madre doña Martina, quien a causa de la diabetes perdió sus piernas hace ocho años, además de la vista. 

Desde hace 24 días, asumió la responsabilidad de lleno de cuidar a su progenitora, quien fue enviada de Guadalajara al puerto de Mazatlán, refiere que entre gastos de pañal y médicamente, le ha sido más difícil costear en medio de esta crisis sanitaria y la pandemia, ya que los ingresos han bajado notoriamente en las ventas también. 

“Ella es invidente, no tienen piernas, debido a la diabetes. Ella está enferma de la diabetes, se le pone insulina, se le da metformina, lozartán, pues ocupamos pañales, no pues ella no tiene ninguna institución médica, ni nada, todo cuando ella se enferma a uno le cuesta. 

Herlinda describe que su mamá vivía con un hijo, pero éste por su trabajo tenía que viajar constantemente y no podía cuidarla, de ahí que ahora la tiene en su casa, en la colonia Toledo Corro, pero le ha ido costando más atenderla en ciertos medicamentos. 

“La ventaja mía es que es eso, yo puedo ir y venir, echarle vueltas a mi amá para que no esté sola, yo voy y vengo todo el rato, cuando llego de entregar pues ya le doy desayuno, desayunamos, y más tarde para hacer la comida, y ya en la tarde la saco a la calle para que se distraiga y todo”. 

Ellos viven una situación muy complicada, pues Herlinda es voceadora en los cruceros de Mazatlán, gana 60 pesos por día, sin embargo, este oficio le permite echar sus vueltas a su humilde hogar en la colonia Toledo Corro. Ahí rentan su morada, a mil 400 pesos al mes, viven siete personas: su madre, su esposo quien antes de las 7:00 sale a trabajar en la construcción, sus dos hijos, su nuera y un nieto de un año. 

El gestor social y exalcalde porteño Fernando Pucheta acudió a conocer un caso de necesidad de apoyo en atención médica. En su transmisión en vivo por Facebook, indicó que se demuestra que el amor une a la familia. Ni la enfermedad y la falta de un trabajo bien remunerado han destruido el gran cariño que una hija le tiene a su madre. 

(EM)

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

felis ipsum mi, ante. ultricies id suscipit