Centro

Retumba la banda en Lomas del Bulevar; festejos a San Judas Tadeo siguen pese a COVID

Se mantienen fieles a su creencia y pese a restricciones por COVID-19 acuden a dejar ofrendas a su templo

Culiacán, Sinaloa.- Sin importar las restricciones impuestas por la contingencia sanitaria, los fieles creyentes de San Judas Tadeo mantuvieron firme su visita al templo erigido en su honor en la colonia Lomas del Bulevar.

Como cada año, la música de tambora suena fuerte en las afueras de esta iglesia; los visitantes acuden a dejar veladoras  y flores a su imagen donde algunas familias llegan vestidos con la indumentaria de San Judas, de colores blanco y verde.

Puedes ver también ¿Eres devoto de San Judas Tadeo? Descubre por qué se celebra hoy a este santo

El sacerdote Raúl Izabal, destacó que pese a que este año no hubo feria, ni kermess por las restricciones sanitarias de la COVID-19, la gente no dejó de venir al templo en el que cada año acuden cerca de 5 mil personas.

“Pero pues la devoción de la gente aquí está, y si para que la gente guarde su distancia, pero pues no puedo impedir que la gente vengan eso sí”, indicó.

Aclaró que la misa no fue presencial porque se trató de evitar que la gente se amontonara, aunque si se hizo una a puerta cerrada y transmitida por redes sociales a las 12 del día de este miércoles 28 de octubre, Día de San Judas Tadeo.

Otros fieles que observan bajo los árboles que rodean la parroquia, refirieron que es una tradición venir cada año y que en esta ocasión quienes acudieron son en verdad personas que vienen a venerar al santo católico, ya que una gran parte va a disfrutar de la feria y la kermese que se instala cada año, lo cual no se hizo en esta ocasión.

“Es la primera vez, de salud, del COVID”, indicó don Guadalupe Martínez quien acudió a la Iglesia junto con sus hijas, vestido de San Judas Tadeo.

“Prometí que se lo iba a traer hasta acá hasta su casa, en la noche vengo con mis hijos también y pues la verdad, mis respetos para mi San Juditas Tadeo”, indicó una de las fieles.

Cabe señalar que aunque por momentos las personas se aglomeraron alrededor de una imagen tamaño natural en las afueras del templo donde depositaron veladoras, para ingresar a la iglesia se tenía que pasar por un filtro donde se les daba gel, medían temperatura y sólo podían estar una familia al mismo tiempo en el interior.

Niños vestidos como San Judas, de blanco a los tobillos y una banda verde oscuro que le atravesaba el pecho, fueron llegando uno a uno para cumplir promesas hechas al santo que este año, por COVID-19, tuvo que ver disminuidos sus festejos con bombo y platillo, pero no así la creencia de sus seguidores que se mantuvieron firmes a su fe y acudieron a celebrarlo.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

leo commodo non elit. ut ipsum Praesent pulvinar Praesent ut Sed