Sinaloa

Por cada árbol que se sacrifique, Sedesu buscará replantar 15 a 20 especies más

Aunado a ello, ambientalistas del comité “El Gran Árbol” han solicitado al Gobierno del Estado que les construya un parque ecológico en las cercanías del arroyo Jabalines en Mazatlán

JLV-ENTREGA DE ARBOLES EL GRAN ARBOL (6)

JLV-ENTREGA DE ARBOLES EL GRAN ARBOL (6)

Mazatlán, Sinaloa.- Por cada árbol que se tenga que cortar por condiciones de seguridad, enfermedad o realización de obras, la Secretaría de Desarrollo Sustentable busca restaurarlos con 15 a 20 especies más con ayuda de la participación ciudadana; tal y como se hizo la mañana de este miércoles en Mazatlán, explicó Carlos Gandarilla García, titular de esta dependencia estatal.

Quien participó en la plantación de 20 árboles de los 300 que donó la Sedesu, en los márgenes del arroyo Jabalines que se ubica en la colonia Jacarandas en el puerto gracias a la iniciativa ciudadana que surgió de colonos en la zona -quienes recientemente rescataron un árbol Ficus con varios años de antigüedad- y ahora, pidieron reforestar sus alrededores.

Te puede interesar: Se suma SEDESU al proyecto de arborización del colectivo El Gran Árbol en Mazatlán

“Si es necesario la sustitución de algún ejemplar pues que se sustituya por 10, 15 o 20. Nosotros tenemos 350 mil a disposición de la ciudadanía y en coordinación con las autoridades municipales podríamos rehacer realmente la diferencia y una gran cruzada por la reforestación urbana en Mazatlán. La presencia nuestra aquí es precisamente para recuperar especies que de alguna manera se han perdido”.

Ya en el lugar, donde asistieron integrantes del comité “El Gran Árbol”, Fernando Manjarrez aprovechó el espacio que les brindó el funcionario estatal para solicitarle mediante un escrito y de manera personal, que en la zona no se pavimente el costado del arroyo, si no que se haga un andador con ciclovía y un parque ecológico y de esparcimiento para el vecindario.

“La política sirve para beneficiar a la ciudadanía y a través de ella la ciudadanía hace una petición, ellos la evalúan y acorde a eso accionan. Así que con esta solicitud que le hacemos, pedimos que la estructura vaya conforme a este movimiento, que haya un equilibrio entre la construcción y la naturaleza”.

El área en donde se llevó tal evento, ha sido una zona que ha causado diversas manifestaciones de ambientalistas y desgracias por inundaciones, por ello, actualmente el arroyo Jabalines se encuentra en proceso de obra por parte del Gobierno del Estado para mitigar el daño que se tiene en 20 colonias aledañas cuando se desborda el canal.

Sin embargo, ha generado mucho movimiento de parte de ecologistas que se rehúsan a que se tale el manglar, pues además de la flora que abunda en el área, existe una fauna importante que los ambientalistas opinan, no se debe destruir.

LM

Fuente: Línea Directa

Comentarios

ipsum nunc commodo Phasellus libero. diam sed ipsum accumsan